LEY DE MEMORIA HISTÓRICA

Palma de Mallorca cambia de nombre la calle dedicada a Toledo por franquista, dicen

Foto: Ayuntamiento de Palma Foto: Ayuntamiento de Palma

El Ayuntamiento de Palma, gobernado por el tripartito de PSOE, Podemos y Més per Mallorca, ha quitado el nombre de la calle Toledo en aplicación de la Ley de Memoria Histórica que permite renombrar viales que hagan exaltación del franquismo. Los cambios, presentados este mismo lunes en el ayuntamiento palmesano, afectan a once calles y plazas más de la capital balear.

El Gobierno de Palma proscribe así a la que fue la capital del reino de España durante muchos años, una ciudad famosa por ser cuna de un cruce singular de culturas en la que convivían pacíficamente cristianos, árabes y judíos. Ahora, la calle de Toledo pasará a denominarse calle de Rafael Valls en honor a un criptojudío del siglo XVII. Desde el Gobierno de la capital de Baleares consideran que la hoy capital de Castilla-La Mancha remite a la batalla que registró en la Guerra Civil. Por eso meten a esa ciudad en el mismo saco que los municipios de Brunete (Madrid) y Alfambra (Teruel).

Esta polémica no ha tardado en llegar a la capital regional, donde el concejal del PP Juanjo Alcalde ha pedido a la alcaldesa Milagros Tolón una "queja formal".

Mientras, la alcaldesa Milagros Tolón ha demostrado su "descontento" con esta decisión y ha propuesto al alcalde de Palma, José Hila, dedicar otra calle a Toledo "como Ciudad Patrimonio de la Humanidad."

Compartir