MEDIO AMBIENTE

Investigan a una empresa de Toledo por un vertido ilegal de amianto

Imagen de recurso Imagen de recurso

 La Guardia Civil investiga a una empresa de construcción, ubicada en Toledo, por el supuesto vertido de fibrocemento, que contiene gran cantidad de amianto, en varias fincas del norte de la provincia de Palencia, según ha informado este miércoles el Instituto Armado.

Tras tener conocimiento de los vertidos, la Guardia Civil inició la operación ‘Crisólito’, con el objetivo de identificar a los responsables. La investigación llevó a una obra de retirada de fibrocemento por parte de la empresa toledana, cuyos residuos, aproximadamente 1,5 toneladas, no habían sido entregados a un gestor autorizado.

Las analíticas determinaron la presencia de amianto o asbesto en los residuos, cuya retirada y vertido se realizó, además, sin los medios de protección adecuados frente al riesgo de exposición a dichas sustancias tóxicas.

La empresa de construcción investigada carecía de las correspondientes autorizaciones para la realización de trabajos con amianto y la gestión de residuos tóxicos, aunque cobró por ello al promotor de la obra. Para ocultar dicha gestión irregular, la empresa elaboró un falso certificado de entrega del amianto a un gestor de residuos ubicado en Madrid.

Por todo ello, la Guardia Civil acusa al administrador de la empresa, un hombre de 38 años de edad y vecino de Toledo, de presuntos delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, contra los derechos a los trabajadores y de estafa y falsedad documental.

También está acusado un empleado de 32 años por delito contra el medio ambiente, pese a ser a la vez víctima de un posible delito contra los derechos de los trabajadores.

Las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Palencia; también se han remitido a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia sendas denuncias administrativas por infracciones a la normativa de residuos y prevención de riesgos laborales.

Compartir