"VETE AL MÉDICO"

Paco Núñez no se corta y pone en su sitio a un compañero del PP: "Cuando se pierde la educación..."

Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha, en una imagen de archivo Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha, en una imagen de archivo

El pasado miércoles se vivió en el Congreso de los Diputados uno de los momentos más bochornosos de los últimos tiempos en el parlamentarismo español. Cuando el líder de Más País, Íñigo Errejón, finalizaba su intervención ante el hemiciclo pidiendo duplicar el número de psicólogos en la sanidad pública, recordando que cada día se suicidan diez personas en España, el diputado del PP Carmelo Romero le gritaba con desprecio desde su escaño: "¡Vete al médico!". 

Lo cierto es que el representante 'popular', elegido por la provincia de Huelva, no tardó en pedir disculpas a través de las redes sociales, donde reconocía que su expresión había sido "una frase desafortunada”. "En ningún momento ha sido mi intención referirme ni a los enfermos ni a las familias de las personas con enfermedad mental, a quienes reconozco su dolor y a los que siempre he intentado ayudar desde mis distintas responsabilidades", añadía. Sin embargo, por el momento no ha atendido la petición de otros muchos que consideran que, además de excusarse, debería presentar su dimisión.

Sin llegar a tanto, el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, no ha desaprovechado la oportunidad de desmarcarse por completo de las palabras de su compañero de partido. Durante una entrevista en la radio pública regional, el periodista Francisco Madinabeitia preguntaba al líder de los 'populares' castellano-manchegos qué calificativo le merecía la actuación del diputado Romero. Y la respuesta no pudo ser más tajante: "Cuando la política pierde la educación y el respeto damos una imagen terrible al conjunto de la sociedad".

"Los que tenemos la inmensa fortuna de tener una nómina durante un tiempo por estar dedicados al servicio público, como es mi caso o el de muchos otros, tenemos que dignificar la política por toda esa gente, concejales y alcaldes de todos los partidos, que se deja la piel en los municipios sin recibir un duro. No hay que dar ningún espectáculo bochornoso y yo nunca participaré en ningún insulto ni en ninguna falta de respeto. No me gusta que me las hagan a mí y jamás las haré a nadie", finalizaba el presidente del PP de Castilla-La Mancha.

Compartir