USURPABAN LAS IDENTIDADES DE OTRAS PERSONAS

Desarticulado en Puertollano un grupo criminal dedicado a la compraventa de vehículos

La Policía Nacional ha desarticulado en Puertollano (Ciudad Real) un grupo criminal, compuesto por seis personas, especializado en la comisión de estafas relacionadas con la compra venta de vehículos.

Los integrantes de la banda usurpaban identidades con las que elaboraban documentos falsificados, posteriormente contrataban créditos para la compra de los vehículos y obtenían beneficio con su venta, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

La Policía Nacional tuvo conocimiento de los hechos cuando recibió una denuncia en la que la víctima manifestaba que habían utilizado su identidad para solicitar un crédito para la compra de un vehículo, por el que le exigían el pago de 310 euros mensuales.

A raíz de esta denuncia, la Policía Nacional comenzó a realizar las oportunas gestiones de investigación, confirmando así la existencia de un grupo delictivo, perfectamente organizado, que estaba compuesto por seis personas con funciones diferentes, y cuyo objetivo era adquirir vehículos de manera fraudulenta y posteriormente venderlos a terceras personas.

Captación de víctimas y solicitud de créditos bancarios Dentro de esta organización, varios de los miembros se dedicaban a la captación de víctimas para obtener su documentación y datos personales, que posteriormente eran entregados a otros integrantes para su falsificación mediante programas informáticos, llegando a crear incluso nóminas falsas y otros documentos similares con los que solicitaban créditos bancarios.

Con el material falsificado en la mano, se dirigían a una entidad bancaria para solicitar un crédito para la compra del vehículo.

Para llevar a cabo esta fase de la estafa, buscaban personas con necesidades económicas, a quienes ofrecían cierta cantidad de dinero a cambio de utilizar sus datos para contratar líneas de teléfono que posteriormente utilizaban para llevar a cabo los trámites con el banco.

Venta del vehículo comprado fraudulentamente De la fase final de la estafa se ocupaban otros miembros del grupo, quienes se encargaban de poner a la venta el vehículo adquirido por un precio inferior al de mercado para así obtener un cuantioso y rápido beneficio económico.

La operación finalizó con la intervención de un vehículo, tres detenidos y tres investigados que tendrán que responder ante la autoridad judicial por los delitos de usurpación de estado civil, estafa y falsedad documental.

Compartir