GREGORIO MARAÑÓN

Desalojado un colegio público de Toledo capital por una fuga de gas

Bomberos y sanitarios en el patio del colegio Gegorio Marañón de Toledo (Foto: Bomberos Ayto. Toledo) Bomberos y sanitarios en el patio del colegio Gegorio Marañón de Toledo (Foto: Bomberos Ayto. Toledo)

Los 453 miembros de la comunidad educativa del colegio de Educación Infantil y Primaria Gregorio Marañón de Toledo, tanto alumnado como personal, han vuelto a las aulas tras ser desalojados este lunes poco antes de las 10 de la mañana por una fuga de gas en la cocina que ya ha sido solucionada.

El aviso se ha recibido a las 9.52 horas desde este centro educativo situado en la avenida Guadarrama del barrio toledano de Santa María de Benquerencia. Todo el alumnado y el personal del centro ha sido desalojado mientras que los servicios de emergencia (Bomberos del Ayuntamiento de Toledo, Policía Local, Policía Nacional y sanitarios) se desplazaban al lugar y procedían a cortar las llaves de gas del edificio.

El concejal de Seguridad Ciudadana de Toledo, Juan José Pérez del Pino; el concejal delegado de Mantenimiento de Centros Municipales, Ramón Lorente; y la presidenta del Consejo de Distrito del Polígono y miembro del Consejo Escolar del CEIP Gregorio Marañón, Ana Belén Abellán, también se han desplazado hasta la zona.

Pérez del Pino ha informado de que los bomberos no han detectado riesgo de explosión y que una vez identificada la fuga en la cocina se ha procedido al retorno a las clases.

La directora del centro, María Cruz Verbo, ha explicado que el desalojo de los alumnos se produjo de una forma “ejemplar, rápida y ha funcionado perfectamente” siguiendo las instrucciones del plan de evacuación de incendio y por grupos de convivencia.

La consejera de Educación, Cultura y Deporte, Rosa Ana Rodríguez, se ha referido a este asunto en una rueda de prensa, donde ha señalado que han sido advertidos del suceso, que está controlado y que lógicamente hubo que hacer que los alumnos salieran de las aulas tomando así las medidas adecuadas.

Compartir