ACTUACIÓN CONTRA LA SOBREPOBLACIÓN

El Ayuntamiento de Toledo retira 29 adultos y 21 crías de la 'rotonda de los patos'

Una fotografía de la 'rotonda de los patos' publicada por la Asociación de Vecinos 'El Tajo' Una fotografía de la 'rotonda de los patos' publicada por la Asociación de Vecinos 'El Tajo'

Una empresa especializada ha retirado este jueves por la noche de la famosa 'rotonda de los patos', ubicada en la confluencia entre la avenida Boladiez y la calle Río Guadarrama del barrio del Polígono de Toledo, un total de 29 adultos y 21 crías de oca.

Según ha explicado la concejala de Obras y Servicios Medioambientales y Transición Ecológica del Consistorio toledano, Noelia de la Cruz, la actuación fue consensuada con los vecinos y asociaciones animalistas durante la última reunión del Consejo Municipal de Medio Ambiente, donde se convino que la sobrepoblación de aves en la fuente de la rotonda y su zona ajardinada estaba causando "un problema de seguridad vial y de salud pública". De hecho, la edil ha informado de que el pasado lunes dos ocas resultaron atropelladas en sendos accidentes porque salieron a la calzada. 

Para resolver esta "problemática histórica", agravada recientemente por la reproducción de los animales, "se decidió que contratar una empresa especializada para intervenir". Finalmente, el dispositivo para retirar al medio centenar de ocas de la rotonda, donde solo han quedado 9 adultos y una cría, además de la colonia completa de patos, se desarrolló en horario nocturno puesto que los especialistas consideraron que era el más adecuado para perturbar lo mínimo posible la paz de las aves, debido a la ausencia de tráfico y de vecinos derivada del toque de queda que comienza a las 00:00 de la medianoche.

Trasladados al Barco de Pasaje

Al lugar acudieron técnicos del Ayuntamiento para supervisar el proceso de retirada, agentes de la Policía Local encargados de controlar el paso de vehículos y los profesionales de la empresa, que se capturaron al medio centenar de ocas con mallas y los depositaron en cajas de madera para ser trasladadas a la calle Incurnia, en la zona del Barco de Pasaje junto al río Tajo. Dicho lugar también se eligió de manera consensuada en el Consejo de Medioambiente.

Preguntada sobre la posibilidad de buscar otra zona más adecuada que la rotonda para que los patos y ocas puedan permanecer en el Polígono de Toledo, Noelia de la Cruz ha asegurado que el Ayuntamiento no tiene "ningún problema en elegir otro espacio a propuesta de los vecinos siempre que se garantice que los animales estén bien".

En diversas ocasiones, la asociación vecinal 'El Tajo' ha alertado sobre la peligrosidad que supone que los ciudadanos crucen a la rotonda para ir a ver a los patos y ha propuesto trasladar a los animales a un parque adaptado en el barrio donde los vecinos puedan disfrutar más de la presencia de estos animales.

Compartir