EN REFERENCIA A EUROPA

Alerta de un premio Nobel sobre el error que provocará "miles de muertes" por el Covid

Paul Krugman, premio Nobel de Economía en 2008, se ha mostrado muy duro con “la debacle” que se está produciendo en Europa con las vacunas y avisa de que esta situación “acabará provocando miles de muertes innecesarias”, “casi seguro”.

El experto matiza en The New York Times, tal como recoge el Huffington Post, que Estados Unidos tiene “mucho que aprender de los éxitos políticos de Europa, especialmente en lo que respecta al cuidado de la salud”, pero lamenta que en estos meses de pandemia “la política en la Unión Europea ha estado marcada por un error tras otro”.

Como muestra, Krugman asegura que Gran Bretaña y Estados Unidos han administrado “alrededor de tres veces más dosis que Francia o Alemania” y avisa de que los demás países de la UE todavía están rezagados, administrando la vacuna mucho más lentamente que EEUU.

“Y la cuestión es que los errores políticos del continente no parecen casos aislados”, dice el especialista, que critica que esos fallos pueden reflejar “fallas fundamentales en las instituciones y actitudes” de la Unión Europea, “incluida la misma rigidez burocrática e intelectual que hizo que la crisis del euro hace una década fuera mucho peor de lo que debería haber sido”.

Krugman asegura que los detalles del fracaso europeo son complejos pero advierte de que “el hilo conductor parece ser que los funcionarios europeos no solo eran reacios al riesgo, sino también reacios a los riesgos equivocados”.

“Parecían profundamente preocupados por la posibilidad de que pudieran terminar pagando demasiado a las compañías farmacéuticas, o descubrir que habían destinado dinero para vacunas que resultaron ineficaces o resultaron tener efectos secundarios peligrosos”, lamenta.

Kurgman alerta, además, de que Europa también tiene otros problemas y de que “la vacunación se retrasó por los intentos de seguir una política europea común, lo que estaría bien si Europa tuviera algo parecido a un gobierno unificado”. “Pero no es así”, recuerda.

Compartir