COMBINACIÓN DE DOS FÁRMACOS

Investigadores de Castilla-La Mancha descubren un potente tratamiento contra el cáncer de mama

Investigadores del Centro Regional de Investigaciones Biomédicas (CRIB) de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y de la Universidad de Investigación del Complejo Hospitalario de Albacete han demostrado cómo la combinación de dos fármacos está ofreciendo un alto potencial en el tratamiento de uno de los cánceres de mama más agresivos.

Según ha informado la UCLM en nota de prensa, el grupo de Oncología Traslacional de Albacete, con laboratorios en el Centro Regional de Investigaciones Biomédicas (CRIB) de la Universidad de Castila-La Mancha (UCLM) y en la Unidad de Investigación del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete (UI-CHUA), ha identificado nuevas vulnerabilidades terapéuticas, mediante el estudio de terapias combinadas de fármacos.

Tal y como señalan los investigadores, se han desarrollado unos compuestos basados en una tecnología novedosa denominada PROTAC, que marca las proteínas para su degradación por parte de las células, siendo el PROTAC MZ1 el que demostró "una gran actividad antiproliferativa".

El estudio, que forma parte de la tesis doctoral de María del Mar Noblejas y ha sido publicado en la revista científica 'Journal of Experimental & Clinical Cancer Research', se centra en un subtipo de cáncer de mama denominado HER2 positivo, uno de los más agresivos.

"Se evaluó la sinergia de MZ1 con el anticuerpo Trastuzumab, que se usa como tratamiento de pacientes de este subtipo de cáncer, y los resultados de la investigación mostraron cómo la combinación de ambos fármacos es sinergia", destaca la UCLM en su comunicado.

En este sentido, añade que la combinación de ambos fármacos "aumenta el efecto por separado", lo que muestra "un alto potencial anticancerígeno" y un efecto "cooperativo", que provoca "una disminución de la capacidad proliferativa, metastásica y de recidiva de células tumorales en estudio in vitro".

De la misma manera, este descubrimiento científico favorece la inhibición del crecimiento de tumores en modelos preclínicos de ratones 'in vivo', mediante la inducción de muerte celular programada.

Según los autores de la investigación, los resultados son "muy relevantes", desde el punto de vista de la traslación a la práctica hospitalaria, dado que las sinergias de fármacos disminuyen la dosis efectiva y, por tanto, los efectos secundarios.

Igualmente, aumenta el denominado 'índice terapéutico' y, por tanto, "demuestra un alto potencial de desarrollo clínico", añade el equipo de investigación, que ha estado dirigido por el oncólogo Alberto Ocaña, director de la Unidad de Terapias Experimentales del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Junto a Ocaña han participado en la investigación Miguel Burgos, profesor de la UCLM e investigador del laboratorio de Oncología Traslacional del UI-CHUA, así como la investigadora principal, Eva Galán, y Cristina Nieto y Atanasio Pandiella, del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca.

El estudio ha contado con el apoyo económico de entidades privadas como la Asociación 'Costuras en la Piel' (ACEPAIN) de Albacete y la Fundación CRIS Cáncer de Madrid, y de entidades públicas como la UCLM, la Diputación de Albacete, la Junta de Comunidades y el Instituto de Salud Carlos III.

Compartir