DENUNCIA DE LOS ECOLOGISTAS

Avalancha de megaproyectos fotovoltaicos en Guadalajara: "No compensa"

Una gran planta fotovoltaica en El Casar (Guadalajara) Una gran planta fotovoltaica en El Casar (Guadalajara)

Ecologistas en Acción de Guadalajara ha denunciado lo que considera una "avalancha de megaproyectos fotovoltaicos" en la provincia. De aprobarse, aseguran que supondrá la ocupación y vallado de miles de hectáreas, generando en el campo guadalajareño "un importante impacto en forma de barreras y fragmentación del territorio humano así como de los ecosistemas, por su afección a las actividades agropecuarias y a los hábitats de especies en peligro de extinción".

"El impacto socioeconómico, y sobre todo el ambiental, no será compensado por el posible beneficio que puedan generar estas plantas", defienden los ecologistas, que valoran negativamente el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha al despliegue de estas megaplantas solares, asegurando que la gestión administrativa de las mismas carece de "criterios socioambientales realmente sostenibles, así como de planificación y de control". "En consecuencia, se está ocasionando un tremendo desasosiego a vecinos y personas afectadas para desempeñar su actividad agraria o ganadera", añaden.

Por contra, desde Ecologistas en Acción aseguran que "es difícil entender la falta de aprecio que se hace, por ejemplo, de los tejados de las zonas urbanas e industriales, siendo además estas zonas donde se consume la mayor parte de la electricidad generada, y donde la incorporación a la red eléctrica tendría menores repercusiones". "Tampoco se entiende cómo no se establece una estrategia de reducción del consumo, la misma que ha tenido buenos resultados con el agua de consumo humano en determinadas zonas", recuerdan.

La asociación ecologista ha tenido que contratar a una abogada y ha creado un equipo de 12 personas voluntarias para poder leer, analizar y elaborar escritos de alegaciones "al aluvión de proyectos de energías renovables que llega" a la provincia de Guadalajara, muchos de ellos con "graves carencias", en ocasiones "fragmentados para evitar el procedimiento estatal" y con "graves impactos sociales y ambientales". Por ello, piden que se amplían los plazos de exposición pública.

Desde el pasado mes de noviembre, Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones a proyectos de fotovoltaica y eólica que afectan a municipios como Jadraque, Almadrones, Yebra, Algora, Torremocha del Campo, Galápagos, El Casar, Valdegrudas, Yunquera, Alovera, Villanueva y Quer, entre otros. Además, la asociación ambientalista está preparando los escritos correspondientes para los 13 proyectos que afectan a Budía, San Andrés del Rey y Peralveche, así como para Alcolea del Pinar y Caspueñas.

Pero advierten: "Ecologistas en Acción de Guadalajara va a seguir presentado escritos de alegaciones y denuncias por fragmentación de proyectos, dejando en entredicho memorias ambientales que son el resultado de un copia-pega masivo, y que incluyen gran cantidad de falacias, que están poniendo en entredicho el normal procedimiento de la evaluación ambiental en nuestra región y nuestro país". "Se evidencia la incapacidad de una administración regional que vele por el patrimonio natural y cultural, así como por la agricultura, la ganadería, el turismo y que evite la despoblación del medio rural", finalizan.

Compartir