UN 8,4% MENOS

La pandemia repercute en el número de denuncias por violencia machista en Castilla-La Mancha en 2020

El número de mujeres víctimas de la violencia de género Castilla-La Mancha así como el número de denuncias presentadas en los órganos judiciales de la región durante 2020 disminuyeron un 7,6 % y un 8,4 %, respectivamente, con respecto a 2019, al igual que el número de órdenes de protección, que cayó un 15,6. Las denuncias por violencia de género recibidas en los órganos judiciales de Castilla-La Mancha en 2020 fueron 5.541, frente a 6.051 de 2019.

Por el contrario, el número de mujeres que se acogieron a la dispensa del deber de declarar aumentó un 39,8 % con respecto al año anterior, según ha informado en nota de prensa el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

"El descenso en los principales indicadores de la violencia de género es consecuencia directa de la crisis sanitaria y, especialmente, de los meses de confinamiento, durante los que se apreciaron las mayores variaciones pese a que los juzgados especializados en violencia sobre la mujer siguieron funcionando al considerarse esencial su actividad", ha explicado.

De las 5.541 denuncias registras en 2020 aparecen como víctimas de violencia de género en Castilla-La Mancha un total de 5.416 mujeres --3.726 españolas y 1.690 extranjeras--.

En el informe se recoge también el número de menores tutelados víctimas de violencia que se pudieron contabilizar en el año. Esta cifra permite saber cuántos hijos e hijas menores de las mujeres maltratadas son también víctimas de la violencia machista, y que fueron un total de 49.

En cuanto a la ratio de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres fue de 53 en Castilla-La Mancha, por debajo de la media nacional situada en 60,2.

Respecto a los asuntos penales de violencia de género registrados en los órganos judiciales de la región en 2020, descendieron un 11,7 por ciento con respecto al año anterior. 6.394 nuevos asuntos frente a 7.239 de 2019.

Datos del cuarto trimestre

Entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2020 los órganos judiciales de Castilla-La Mancha recibieron 1.399 denuncias por violencia de género, un 9,2 % menos que en el mismo periodo del año anterior. En ese número de denuncias aparecen 1.388 mujeres víctimas de violencia de género.

Los asuntos penales de violencia de género registrados en los órganos judiciales de la región en el cuarto trimestre de 2020, descendieron un 15,9 por ciento con respecto al cuarto trimestre del año anterior. 1.614 nuevos asuntos frente a 1.919 en el mismo periodo de 2019.

De igual modo, según el alto tribunal aumenta el número de víctimas que se acogió a la dispensa para no declarar. En 2020 en Castilla-La Mancha en 604 casos la víctima se acogió a la dispensa legal a la obligación de declarar como testigo prevista en el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, cifra superior a la del año 2019 en un 39,8 %, cuando 432 víctimas se acogieron a esta dispensa. El número de 604 renuncias al proceso supone un 11,1 % del total de denuncias recibidas.

Desde el 2016, el Observatorio sustituyó entre sus datos estadísticos la cifra de renuncias por la de víctimas que se acogen a la dispensa a la obligación legal de declarar, por entender que se trata de un parámetro más acorde a la realidad toda vez que en los procedimientos de violencia de género la Fiscalía siempre actúa de oficio, por lo que la renuncia de la víctima no lleva aparejada obligatoriamente la finalización del proceso judicial.

Solicitudes y concesiones de órdenes de protección

Durante el año 2020 se solicitaron en Castilla-La Mancha 1.578 órdenes de protección, de las que 1.013 correspondieron a mujeres españolas y 565 a extranjeras. 68 de las solicitudes de órdenes de protección correspondían a mujeres menores de edad. Del total de órdenes de protección incoadas (1.578), se adoptaron 1.181, lo que supone el 74,8%.

Entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2020 se solicitaron 352 órdenes de protección en la región, 246 correspondían a mujeres españolas y 106 a extranjeras. de las solicitudes de órdenes de protección eran de mujeres menores de edad. Del total de órdenes de protección incoadas en el cuarto trimestre en Castilla-La Mancha (352), se adoptaron 263.

En cuanto a los hombres fueron enjuiciados por violencia de género en Castilla-La Mancha en 2020 ascendieron a un total de 697. De ellos resultaron condenados 596, lo que supone el 85,5%.

Compartir