ESCUELA DE TAUROMAQUIA

PP, Vox y Unidas Podemos critican la última decisión de Casañ en Albacete

El Grupo Parlamentario Popular, el de Unidas Podemos y Vox en el Ayuntamiento de Albacete han criticado el modo en que se ha desarrollado la convocatoria de varias plazas para la Escuela de Tauromaquia de Albacete, y mientras los 'populares' han arremetido contra las "injerencias e irresponsabilidad" del alcalde, Vicente Casañ; Vox lo ha considerado "chapucero" y la formación de izquierdas ha apuntado que el primer edil se "ha metido donde no debía".

En un comunicado, el edil del PP Alberto Reina, ha denunciado la "incoherencia y negligencia" que se han producido en el proceso de la convocatoria de plazas para director y profesor de la escuela Taurina de Albacete por las decisiones "arbitrarias" del alcalde "sin ningún fundamento jurídico y por los que el Partido Popular ha votado en contra".

El PP ha recordado que en la reunión de la Junta Directiva de la Escuela Taurina del pasado 15 de febrero, el primer edil dejó sobre la mesa la resolución del recurso que se había presentado únicamente a la plaza de director y la adjudicación de la plaza de profesor, "ya que decía saber que uno de los aspirantes a la plaza de profesor, que había impugnado la plaza de director, se había equivocado y que lo que de verdad quería impugnar era la plaza de profesor".

Una información "que solo conocía el alcalde", pues en el registro del Ayuntamiento se había recibido el escrito del recurrente errado "tres días después de la revelación de Casañ en la Junta Directiva y más de dos meses después de finalizado el plazo para realizar los recursos".

Sin embargo, en la reunión de esta semana, el alcalde --también concejal de Asuntos Taurinos y presidente del Consorcio de la Escuela de Tauromaquia-- convocó una nueva Junta Directiva de la Escuela Taurina "con la intención clara de estimar los recursos, a pesar de ser presentados fuera de plazo y con una propuesta de resolución donde concedía más de lo pedido por los recurrentes y de aprobar unas nuevas bases de selección, tomando partido por los recurrentes y perjudicando claramente a otros aspirantes, con un informe propuesta firmado exclusivamente de su puño y letra".

Desde el Partido Popular aseguran no entender "qué ha guiado al alcalde de Albacete a interferir en el proceso y perjudicar la estabilidad de la Escuela de Tauromaquia que en los últimos años solo ha sido noticia por sus éxitos y que su objetivo es que los alumnos conozcan la tauromaquia como arte y cultura pero que en ningún caso olviden su formación humana y académica, destacando que mientras que el alcalde interfiere en los procedimientos de selección, los alumnos has estado sin profesores y entrenando en la puerta grande de la plaza como protesta ante la situación por el provocada".

Vox lo califica de chapuza

Desde Vox, también en un comunicado, la portavoz Rosario Velasco ha explicado que su formación se ha opuesto a la resolución del recurso presentado contra las bases de las plazas de profesor/director y profesor de la Escuela Taurina, que ha sido resuelto de manera negativa para los recurrentes.

"Hemos vivido una situación lamentable estos días respecto a la convocatoria de las plazas para la Escuela de Tauromaquia, situación en la que entendemos que puede que no haya habido mala fe, creemos en la presunción de inocencia, pero desde luego lo que ha habido ha sido como mínimo chapucero", ha señalado.

A su juicio, las bases "eran legales, muy exigentes, quizás demasiado, pero legales, dicho lo cual, todo lo sucedido en la anterior reunión, donde se entendió por parte de Alcaldía que un recurrente pedía una cosa distinta a la que expresaba en el recurso, y por ello se dejaba sobre la mesa la resolución del mismo, siendo esto algo que se hizo público, dando lugar a que casualmente tres días después el recurrente modificara lo recurrido, hacía que esta chapuza se quedara a punto de consumación".

Según Velasco, la sensación "poco gratificante" que ha dado este tema era la de "falta de imparcialidad", por lo que para evitar esa sensación y por entender que las bases iniciales eran legales, han votado en contra de estimar el recurso.

El alcalde "se extralimitó" según Unidas Podemos

De su lado, el portavoz del Grupo Municipal Unidas Podemos, Alfonso Moratalla, ha lamentado que por culpa del alcalde, "que se ha metido donde no debía", cuatro meses después desde que se inició el proceso para nombrar de forma interina a un profesor/director y a un profesor de la misma se ha vuelto al punto de partida.

También en nota de prensa, Moratalla ha dejado clara la oposición de Unidas Podemos a que la Escuela de Tauromaquia se financie con dinero público, así como rechazo absoluto a que se vayan a crear dos plazas en dicha Escuela cuando las prioridades en el Ayuntamiento están en otros muchos servicios, considerando que todo lo que está rodeando estas convocatorias "es una auténtica chapuza y un despropósito tras otro".

Así, el edil ha recordado al alcalde que "nunca debió haber interferido en un proceso, y mucho menos paralizarlo en base a una información que él conocía por conductos no oficiales, saltándose así el procedimiento y no guardándola neutralidad que debería".

"Es inaceptable que el alcalde propusiera en la reunión anterior dejar el punto sobre la mesa argumentando que la persona que había impugnado la plaza de director se había equivocado, cuando la propia persona interesada no había dejado constancia de ese error, y que después de esa reunión dicha persona presentara un escrito en el registro municipal poniéndolo de manifiesto".

Alfonso Moratalla ha responsabilizado a Casañ del "embrollo que ha liado y de la mala imagen que se está proyectando por haber tomado parte en un proceso que debería haber seguido su curso, en lugar de velar por la transparencia y el cumplimiento escrupuloso del procedimiento administrativo".

Compartir