TRIBUNALES

Hasta 5 años de prisión pueden caerle por robar en 8 bares, tiendas y viviendas de Albacete

Palacio de Justicia de Albacete Palacio de Justicia de Albacete

El Juzgado de lo Penal número uno de Albacete tiene previsto juzgar este martes, 30 de marzo, a A.L.L., acusado de robar hasta en ocho bares, locales de alimentación y domicilios de varios pueblos próximos a Jumilla.

Según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron durante los meses de noviembre y diciembre de 2018, cuando el acusado, A.L.L., condenado anteriormente por un delito similar, realizó diversos robos con fuerza en comercios de alimentación, bares y viviendas, de los que sustrajo dinero en efectivo, décimos de lotería, alimentos y otros objetos como televisores o cafeteras.

El primero fue el 17 de noviembre de 2018, entre las 4.00 y las 5.00 horas de la madrugada, cuando el acusado forzó las rejas de la buhardilla de una tienda de alimentación de Pinoso, haciendo palanca y rompiendo la puerta de madera que daba acceso al local. Una vez dentro, A.L.L. robó productos de alimentación; jamón, chorizo y quesos, una Thermomix, una máquina de café, 574 euros en metálico y 21 décimos de lotería de Navidad de diferentes series.

Al día siguiente, en la madrugada del 18 al 19 de noviembre, el procesado forzó la persiana y fracturó el pasado de la ventana de un local de Ontur, propiedad de J.M.G.S., accediendo a su interior y apoderándose de hasta 82 décimos de lotería y 138 euros en efectivo.

Décimos algunos de los cuales fueron premiados, acudiendo A.L.L. a cobrarlos el 26 de noviembre en una administración de Jumilla y el 26 en varias administraciones de Jumilla y Yecla.

Una semana después, la madrugada del 29 de noviembre, el acusado entró en un bar, situado dentro del Mercado Central de Pinoso, donde rompió la máquina tragaperras y la caja registradora, robando 999 euros en metálico, algunos décimos de lotería y una botella de coñac.

Los objetos robados ascienden a los 54,50 euros y los daños aun no han sido tasados, cuantía que la perjudicada, N.A.A.C., reclama. Esa misma noche, aprovechando que se encontraba en el Mercado Central, A.L.L., forzó la persiana de otro establecimiento, regentado por G.V.S., del que robó 650 euros en metálico.

En diciembre, el día 12, siguiendo el mismo modus operandi, el procesado entró en una panadería de Ontur, propiedad de A.M.C., y sustrajo varios décimos de lotería por valor de 308 euros.

En la misma madrugada, entre las 3.23 y las 4 horas, A.L.L. forzó con un destornillador la cerradura de un bar de Fuente Álamo, cuyo dueño es F.C.J., donde robó un televisor, 30 euros en efectivo y un juego de llaves.

MÁS ROBOS
Media hora después, el acusado intentó forzar la cerradura de un antiguo local de la misma localidad, reconvertido ahora en vivienda, huyendo finalmente tras ser sorprendido por C.S.M., quien vivía en el domicilio.

A los pocos minutos, A.L.L. acudió a una casa de campo en Albatana, propiedad de A.D.V., en la que no se encontraban los residentes. Accedió al interior de la vivienda, tras levantar el vallado y romper una ventana, y robó dos televisores, dos baterías de vehículos, una botella de butano, un rifle de aire comprimido, una TDT y ropa.

Unos hechos que la Fiscalía considera que son constitutivos de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas en casa habitada y establecimiento abierto al público fuera de las horas de apertura por el que le piden cinco años de prisión.

Además, deberá indemnizar a N.A.A.C. con 999 euros en metálico, 54,50 euros por los objetos sustraídos y en la cantidad a la que asciendan los daños causados. El acusado lleva en prisión por estos hechos desde el 20 de marzo de 2019.

Compartir