SECTOR DEL VINO

Tensa negociación en un importante convenio en Ciudad Real: "La avaricia no puede arrastrar a un sector motor"

Un centenar de delegados y delegadas de UGT y CCOO de empresas y cooperativas del sector del vino de la provincia de Ciudad Real han protagonizado este lunes una marcha sindical en protesta por el bloqueo que mantiene la patronal a la negociación del convenio colectivo de Vinícolas de Ciudad Real. "La avaricia desmesurada y el mangoneo de algún dirigente patronal no puede arrastrar a la conflictividad a todo el sector vinícola de Ciudad Real, que es un motor económico fundamental de la provincia", han alertado.

Bajo el lema 'Por la firma de un convenio de Vinícolas digno', los trabajadores --cumpliendo en todo momento con las medidas de seguridad-- han recorrido más de tres kilómetros, desde la Puerta del Vino hasta las bodegas de Félix Solís, líder patronal en la mesa de negociación del convenio provincial del sector, han informado en nota de prensa los sindicatos.

"Hoy nos movilizamos para decir a la patronal que 'basta ya' del bloqueo a la negociación del convenio colectivo del que dependen más de 5.500 trabajadores y trabajadoras de la provincia de Ciudad Real", han indicado durante la marcha los secretarios generales de CCOO-Industria y FICA-UGT CLM, Ángel León y Raúl Alguacil, que sumaron a la Marcha junto a los dirigentes de ambos sindicatos en Ciudad Real, David Vera y Antonio Torres.

"Este convenio lleva caducado y en ultraactividad desde diciembre de 2019. Ya es hora de que las empresas y las cooperativas entiendan que sus trabajadores no pueden soportar más dilaciones", han subrayado los sindicalistas, que han advertido de que "o firmamos pronto un convenio digno o la Marcha sindical de hoy será solo la primera de las movilizaciones que llevaremos a cabo para conseguirlo".

"La actitud cicatera y obstruccionista de algún dirigente patronal no puede mantener más tiempo bloqueadas las negociaciones ni pretender perpetuar las tablas salariales más bajas de toda España justo en la provincia que es la mayor productora de vino de todo el país. Basta ya de bloqueos insostenibles y de imposiciones indignas", han denunciado.

Y es que los dirigentes sindicales consideran que "la avaricia desmesurada y el mangoneo de algún dirigente patronal no puede arrastrar a la conflictividad a todo el sector vinícola de Ciudad Real, que es un motor económico fundamental de la provincia".

"Instamos a los negociadores patronales, a los empresarios y a las cooperativas vinícolas, a atender cuanto antes la propuesta sindical que tienen encima de la mesa: tenemos que dignificar el sector, los salarios de los trabajadores de Ciudad Real tienen que igualarse a los de las provincias limítrofes", han defendido, destacando que los trabajadores y las trabajadoras no han dejado de trabajar ni en los peores momentos de la pandemia y el sector no ha visto mermada en absoluto su rentabilidad.

De ahí que consideren que su petición de un incremento salarial de entre el 1% y 1,5% para este año "es más que ajustada a la evolución del sector y a la realidad socioeconómica de Ciudad Real".

Compartir