RESONANCIA MAGNÉTICA CARDIACA

El Hospital de Puertollano incorpora una máquina clave para el estudio de cardiopatías

El Hospital Santa Bárbara de Puertollano (Ciudad Real) ha ampliado su capacidad diagnóstica con la incorporación de la resonancia magnética cardiaca, que facilita el estudio de cardiopatías y el abordaje de pacientes con disfunción ventricular.

Con la incorporación de este equipo al Hospital de Puertollano se posibilita que los pacientes no tengan que desplazarse a otros centros para su evaluación diagnóstica, ha informado este viernes en una nota de prensa la Consejería de Sanidad.

Asimismo, ha indicado que a pesar de la situación creada por la pandemia de coronavirus, que obligó a priorizar la atención de pacientes afectados por la covid-19 y a aplazar de forma temporal este tipo de abordajes en la primera ola, se han realizado ya un centenar de estudios de resonancia magnética en patología cardiaca.

Sanidad ha indicado que la resonancia cardiaca se suma a la implantación, por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha, de nuevos equipos de tecnología sanitaria, así como mejoras en el área de Cardiología que incluyen la creación y acreditación de la Unidad Comunitaria de Insuficiencia Cardiaca, el uso del ecocardiograma de ejercicio, la consulta de cardiopatías familiares, la ergoespirometría y, recientemente, la consulta de Rehabilitación Cardiaca.

Estas actuaciones tienen como finalidad mejorar la calidad de la asistencia de los pacientes cardiológicos del área de Puertollano evitando en la medida de lo posible que el paciente tenga que trasladarse a otros centros para completar su estudio, ha reiterado la Consejería.

También ha apuntado que la resonancia magnética cardiaca está considerada como técnica de elección para la evaluación de la morfología, la función, los flujos, la perfusión y la viabilidad miocárdica de una forma no invasiva y sin utilización de radiación ionizante, lo que ha supuesto que su uso e indicaciones hayan aumentado en los últimos años. 

Compartir