DENUNCIA DEL PP

La depuradora de Sonseca (Toledo), una ruina económica para el pueblo... y ni siquiera funciona

La depuradora de Sonseca (Toledo) La depuradora de Sonseca (Toledo)

La depuradora de Sonseca (Toledo) es una ruina. Cuesta un dineral cada mes... y ni siquiera funciona. Así lo denuncia, al menos, el PP de la localidad toledana, que reclama al Ayuntamiento y al Gobierno de Castilla-La Mancha "una solución urgente".

El mantenimiento de la instalación "cuesta casi 15.000 euros al mes" aunque "la depuradora no depura", denuncian los 'populares', que recuerdan que la máquina no tiene licencia de vertidos desde el pasado 22 de agosto de 2016, hace casi cinco años, cuando fue revocada por la Confederación Hidrográfica del Tajo al no cumplir con su función de manera adecuada. Sin embargo, critican que los ciudadanos tengan que seguir pagando en la factura del agua un servicio que no se está prestando.

Esa situación le ha costado desde entonces a los vecinos de Sonseca "un desembolso tremendo" en forma de sanciones, que cifran en 500.000 euros que han salido de las arcas municipales "con el dinero de todos los sonsecanos". Señalan también que, de no llegar una solución, la depuradora puede convertirse en "un grave problema medioambiental para el pueblo", algo que podría derivar incluso en un presunto delito ecológico.

"El Ayuntamiento presentó un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, que se perdió porque el agua que sale de la depuradora de Sonseca supera los niveles de contaminación permitidos en los vertidos", recuerdan desde el PP, que critica que "el Ayuntamiento no ha hecho nada más para buscar una solución, más allá de hacer promesas que nunca se cumplen".

En este sentido, han denunciado que "desde diciembre de 2018 el Gobierno de coalición de PSOE e IU venía anunciando, como también recalcó en la campaña electoral de 2019, que la construcción de una nueva depuradora por parte de la Junta de Comunidades era un hecho y que el convenio estaba firmado, pero pasados más de dos años se ha demostrado que se trataba de una falsa promesa y que no existía ningún convenio, por lo que Sonseca sigue esperando".

Compartir