ANÁLISIS DE JUAN JOSÉ BADIOLA

Un experto señala cuál será la clave para superar los "efectos duros" del covid

Iñaki Badiola junto al alcalde de Zaragoza Iñaki Badiola junto al alcalde de Zaragoza

El director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles de la Universidad de Zaragoza, y asesor del Ayuntamiento en la gestión de la pandemia, Juan José Badiola, ha asegurado que cuando se vacunen los mayores de 60 años los "efectos duros" del coronavirus habrán acabado.

Badiola ha recordado que, en breve, se dispensarán en España cuatro tipo de vacunas, y ha señalado abril como el mes "decisivo" para las vacunaciones masivas.

En declaraciones a los medios de comunicación, Badiola ha aventurado que cuando la vacunación se despliegue propiciará que el verano "será mucho mejor" que el anterior, sobre todo si se logra que la población vulnerable, que son los mayores de 60 años, estén vacunados porque son los que más han sufrido los efectos de esta "terrible" enfermedad.

Acerca de la vacuna de Janssen ha mencionado que posee la ventaja de ser monodosis, lo que simplifica el proceso de vacunación y, además, no requiere tantas condiciones de conservación, lo cual supone un "avance y acelera el proceso".

Respecto a la administración de la vacuna de AstraZeneca entre los 55 y los 65 años ha indicado que a tenor de los resultado en Reino Unido "parece que no tiene efectos adversos y es posible que se pueda autorizar". A su parecer, tener una vacuna con limitación de uso es complicado porque ante una escasez de viales "supone un problema".

Este jueves, 11 de marzo, se cumple un año desde que la OMS declaró la pandemia de coronavirus y que el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, nombrara a Juan José Badiola asesor del Ayuntamiento para combatir esta enfermedad vírica.

"Le agradecí al alcalde que me llamara entonces y le dije que estaría al servicio de Zaragoza y dispuesto a aportar lo que modestamente pudiera".

A su parecer, fue una "buena idea del alcalde" cerrar los centros de personas mayores, donde, precisamente, este jueves han acudido al que está situado en la calle Florentino Ballesteros para comprobar el proceso de vacunación. Es uno de los equipamientos municipales cedidos por el Ayuntamiento al Gobierno de Aragón para agilizar la inmunización de los ciudadanos.

"Ha sido un año duro y con perspectiva se puede decir que el horizonte empieza a ser más claro", ha resumido Badiola para incidir en que la gente "no debe confiarse", y ha apelado a la responsabilidad individual. "Las autoridades hacen su trabajo y aunque se abran las tres provincias aragonesas este viernes y se quiera ir al Pirineo hay que comportarse con mesura".

Para Badiola, aunque las autoridades dictaminen normas lo "más importante es la responsabilidad de cada uno", ha remachado. A su parecer, Aragón y Zaragoza han sido "ejemplo" de como afrontar la situación y en colaboración institucional porque "cuando los representantes políticos no lo tienen claro la ciudadanía no lo entiende".

"Expertos de verdad"

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha dicho que la visita al centro de mayores supone un "ejemplo de colaboración" del Ayuntamiento de Zaragoza con el Gobierno de Aragón para agilizar el proceso de vacunación".

Ha recordado que, hace un año, el Ayuntamiento de Zaragoza "de forma pionera y rápida" cerró los centros de mayores, primero el de Casa Amparo, y luego el resto. "Muchas de las decisiones que han tomado en la ciudad para evitar la expansión del virus y salvar vidas ha sido por el asesoramiento del profesor Badiola con la ciudad".

En este sentido, Azcón ha abundado en que Zaragoza fue de las primeras ciudades en cerrar los centros de personas mayores porque "estábamos bien asesorados y lo mejor era contar con expertos de verdad y profesionales que dieran sus mejores consejos en momentos extraordinariamente difíciles".

El alcalde ha mencionado que tanto los centros municipales de personas mayores como algunos centros cívicos colaboran con el Gobierno de Aragón para que el proceso de vacunación "sea lo más rápido y ágil posible para los ciudadanos".

En este equipamiento municipal se han administrado 162 dosis a personas mayores de 80 años de las zonas de salud básicas de San José Centro y San José Norte y también de Las Fuentes.

Compartir