TRAS LA NEGATIVA DEL TSJCM

Castilla-La Mancha recurrirá al Supremo para poder confinar las localidades con más covid

El Gobierno de Castilla-La Mancha elevará un recurso al Tribunal Supremo ante la decisión del Tribunal Superior de Justicia regional (TSJCM) de no avalar el cierre perimetral y el toque de queda en la localidad conquense de Quintanar del Rey para contener la propagación del coronavirus.

Así lo ha anunciado el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, durante su intervención en la inauguración de una plataforma logística que se está llevando a cabo en Illescas (Toledo). Allí, ha recordado que se trata de una medida "idéntica" a la tomada en verano en esta localidad cuando tampoco había estado de alarma. "Nos han echado atrás una medida de protección al mayor derecho fundamental, que es la vida. Vamos al Tribunal Supremo para que este país tenga claro que las mismas normas que rigen en Baleares o Valencia pueden regir en todos lados, aunque sólo sea para saber a qué atenernos en las próximas semanas o meses", ha indicado.

El Ejecutivo castellano-manchego, de esta forma, ha decidido explorar la vía judicial propuesta por el Gobierno de España en el decreto de medidas anticovid publicado al decaer el estado de alarma, que permite a las comunidades autónomas recurrir al Supremo, para que así lo autorice, cuando consideren necesario restringir las libertades fundamentales para contener la propagación de la pandemia.

Castilla-La Mancha confía en que el alto tribunal, tal y como entiende la Fiscalía de Castilla-La Mancha pese al criterio del TSJCM, permita aplicar el cierre perimetral y el toque de queda en Quintanar del Rey debido a su preocupante situación epidemiológica del municipio. 

La decisión que tome el Supremo generará doctrina y Castilla-La Mancha sabrá si puede o no utilizar los confinamientos municipales y la limitación de la circulación nocturna en aquellos pueblos y ciudades de la región en los que la pandemia se descontrole.

Compartir