ACTUABAN TAMBIÉN EN MADRID Y GUADALAJARA

Cinco detenidos por robar en chalets de numerosos pueblos de Toledo

Importante golpe de la Guardia Civil contra el robo de chalets en la provincia de Toledo, aunque los delincuentes también han actuado en las provincias de Madrid y Guadalajara. Los agentes, en el marco de la operación 'Milicia', han detenido a cinco personas como presuntas autoras de más de 40 robos con fuerza en primeras viviendas, de donde esta banda criminal presuntamente ha sustraído 400 piezas de joyería y 11.000 euros en metálico, entre otros efectos.

Los ladrones, según ha informado la Benemérita en una nota de prensa, estudiaban previamente las rutinas de las personas que vivían en las propiedades asaltadas, asegurándose que eran primeras viviendas, generalmente chalets ubicados en urbanizaciones, para cerciorarse de la existencia de dinero en metálico o joyas, además de herramientas o electrodomésticos.

Esperaban a la caída de la tarde, estacionaban el vehículo de huida en una zona próxima con buena vía de escape y, después, dos de ellos accedían a la vivienda forzando alguna puerta o ventana, para lo que utilizaban distintas herramientas.

Utilizaban una funda de almohada

Para llevarse el material que pretendían robar, utilizaban una funda de almohada de la vivienda donde estaban cometiendo el delito, a la que anudaban por un extremo y usaban a modo de saco. Así, no portaban mochilas que pudieran levantar sospechas.

Cuando regresaban a sus domicilios, estacionaban el vehículo utilizado en una zona lejana. Su intención era cerciorarse de que, en caso de haber sido detectados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, no se les relacionase con el suceso, por lo que también cambiaban frecuentemente de medio de transporte.

Detenciones en Quismondo

Finalmente, agentes de este Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Talavera de la Reina han procedido a la detención de dos hombres y de una mujer en la localidad de Quismondo cuando volvían de cometer dos robos en la provincia de Guadalajara, lo que ha permitido recuperar numerosas piezas de oro, herramientas para cometer los delitos, una funda de almohada, varios teléfonos móviles y prendas de vestir para ocultar su identidad. En los días siguientes se ha detenido a otros dos hombres y se ha investigado policialmente a uno más.

Con estas cinco detenciones la Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal, lo que ha permitido esclarecer 38 delitos de robo con fuerza en las cosas, de donde estas personas pudieron sustraer unas 400 piezas de joyería y alrededor de unos 11.000 euros en metálico entre otros efectos, tres delitos de sustracción de vehículo y un delito de daños por incendio en un vehículo.

Estos hechos fueron cometidos en localidades de las provincias de Toledo (Cazalegas, San Román de los Montes, Cervera de los Montes, Oropesa, Lagartera, Segurilla, Pepino, Lucillos, Marrupe, Velada, Menasalbas, Guadamur, Polán, Noves, Cobisa, Ajofrín, Argés, Layos, La Torre de Esteban Hambran, Ventas de Retamosa, Quismondo, Gerindote y Santa Cruz del Retamar), Madrid (Camarma de Esteruelas) y Guadalajara (Alovera y Cabanillas del Campo).

Compartir