QUE FAVOREZCA A LOS CONSUMIDORES

El PP pide en el Congreso una campaña de información sobre la nueva tarifa eléctrica

La diputada toledana del PP Carmen Riolobos La diputada toledana del PP Carmen Riolobos

El Grupo Parlamentario Popular (GPP) ha registrado una proposición no de Ley en el Congreso de los Diputados en la que vuelve a exigir al Gobierno de España "que baje y simplifique la factura de la luz, además de realizar una campaña de información sobre la nueva tarifa eléctrica para favorecer a los consumidores".

Los 'populares' han explicado mediante una nota de prensa que el registro de dicha iniciativa se produce a continuación de que los partidos del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, rechazaran en el Pleno del Congreso del pasado martes la Proposición de Ley del Grupo Popular relativa a la modificación de la Ley 15/2012, de 27 de diciembre, de medidas fiscales para la sostenibilidad energética y de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, para la reducción de la factura eléctrica.

Con la nueva iniciativa registrada, el GPP vuelve a instar al Gobierno a adoptar las medidas necesarias para reducir el impacto negativo de la nueva tarifa eléctrica en los consumidores y los usuarios a través de tres medidas: bajada del coste del recibo de la luz al suprimir el gravamen del impuesto sobre la producción de electricidad y traspasar a Presupuestos Generales del Estado algunos los costes regulados de la tarifa eléctrica, la deuda del sistema eléctrico y los costes extrapeninsulares; simplificar el recibo de la luz para facilitar su comprensión y poner en marcha de inmediato una campaña de información a los consumidores que explique de formal sencilla y comprensible la nueva tarifa de la luz.

En la exposición de motivos de dicha iniciativa, el GPP advierte de que "el Gobierno tiene una responsabilidad directa en más de la mitad del importe de la factura de la luz, pues decisiones suyas son directamente responsables de encarecerla o aligerarla". Por ello, recalca, "es absolutamente inaceptable que el Gobierno sea incapaz de reaccionar cuando hay repuntes del precio de la energía que ponen en riesgo el bienestar de millones de españoles vulnerables".

Como recuerda el GPP, esta y otras cuestiones llevaron al Partido Popular a registrar una Proposición de Ley de Medidas Fiscales de Sostenibilidad Energética para reducir el coste del recibo de la luz, en la que proponía suprimir el gravamen del impuesto sobre la producción de electricidad y traspasar a los Presupuestos Generales del Estado los costes regulados de la tarifa eléctrica.

"El ministro de Consumo y el propio presidente del Gobierno", subraya dicha iniciativa, "criticaban duramente al anterior presidente del Gobierno cuando el incremento en la factura eléctrica fue de un 4% o 8%, muy lejos del 27% de este principio de 2021". Por ello, "es urgente que el Gobierno tome medidas ante la subida de la luz a 15 millones de familias y que aplique ahora medidas que permitan abaratar el recibo de la luz, como prometieron". "No debemos olvidar tampoco", destaca el Grupo Popular, "que el Ejecutivo anunció en diciembre la congelación de 14.000 millones de euros de costes del sistema eléctrico hasta el 1 de abril de 2021". "Debe cumplir este compromiso sin dilación", resalta.

A tenor de todo lo expuessto, el GPP advierte en su iniciativa que "la implantación de la nueva tarifa eléctrica se traducirá en que la factura de la luz, que ya es cara, se encarecerá para muchos consumidores". "Además, la nueva tarifa complicara más la comprensión de la factura de la luz y a esos daños se suma que los consumidores y usuarios no disponen de la información necesaria para elegir el tipo de contrato más ventajoso y adaptar sus hábitos domésticos a la nueva tarifa", concluye.

La Proposición del GPP está suscrita por su portavoz, Cuca Gamarra; el secretario general del GPP, Guillermo Mariscal; la vicesecretaria del PP, Ana Pastor; los portavoces adjuntos del Grupo José Ignacio Echániz y Mario Garcés; su portavoz de Energía, Juan Diego Requena; su portavoz de Consumo, Carmen Riolobos; y la portavoz adjunta de Consumo, Elena Castillo.

Compartir