UN PACIENTE ESPERA CAMA DESDE EL DOMINGO

Los trabajadores de Urgencias en Toledo no pueden más y se concentrarán contra el colapso constante

Los pacientes se acumulan en los pasillos de Urgencias a la espera de una cama en planta Los pacientes se acumulan en los pasillos de Urgencias a la espera de una cama en planta

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado este miércoles un nuevo colapso en el servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, que esta mañana ha llegado a acumular 62 pacientes a la espera de ingreso, con hasta 48 horas en una camilla aguardando a ser hospitalizados.

"La situación en este servicio ha llegado a tal punto de saturación que incluso un paciente lleva esperando una cama de hospitalización desde el pasado domingo", aseguran desde CSIF, cuya responsable provincial del Sector de Sanidad en Toledo, Marisa García, subraya que "los profesionales no pueden más".

"Este colapso se está viviendo prácticamente cada semana sin que la Gerencia tome medidas para atajarlo y la mala gestión está perjudicando gravemente a unos trabajadores que están al límite y a unos pacientes que son atendidos en condiciones indignas", añade en consonancia a la denuncia conjunta que hicieron pública los sindicatos hace escasos días.

Suspendida la concentración de este jueves

"Para los propios profesionales es terrible observar cómo los pacientes permanecen en las camillas situadas en los pasillos durante tanto tiempo. Es preciso coordinar y poner todos los recursos disponibles para evitar estancias prolongadas de los pacientes en Urgencias. Los responsables no pueden mirar para otro lado, ha pasado demasiado tiempo desde el inicio de la pandemia como para vivir este horror de forma casi permanente", concluye García.

Aunque los profesionales tenían previsto concentrarse este jueves a las 12 del mediodía a las puertas de este Servicio de Urgencias para denunciar públicamente esta situación y reclamar más recursos, finalmente han pospuesto la protesta a una fecha todavía sin determinar puesto que por el momento no contaban con los permisos necesarios para llevarla a cabo.

Compartir