PARA EVITAR UNA QUINTA OLA

Castilla-La Mancha sale del estado de alarma confiando su futuro a las vacunas

FOTO: E.Sanz (Europa Press) FOTO: E.Sanz (Europa Press)

Sin el estado de alarma, las herramientas de las comunidades autónomas para hacer frente a la pandemia de Covid-19 se han visto severamente mermadas. La región no es una excepción y el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ya ha determinado que desaparezcan el nivel 3 y el nivel 3 reforzado. Sin estas armas, la Junta ve reducida las posibilidades de limitación y se fija en el impulso de vacunación como la estrategia más viable para mantener a raya al coronavirus. 

Así se puede entender de las palabras pronunciadas por el propio presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quien ha llamado a la cautela desde Italia, donde se encuentra en viaje oficial para visitar al Papa este mismo lunes. Asimismo, ha avanzado que en este momento se dispone de "un abanico de vacunas que van muy aceleradas, que van muy bien y que nos van a permitir, en pocos meses, haber cubierto con carácter general a toda la población". 

De la misma manera, el presidente de la Junta ha pedido a la población "infinita prudencia", incluso "ahora más" porque hay menos restricciones y habrá personas que piensen que "esto se ha acabado" cuando lo cierto es que "no se ha acabado". Incluso, ha dejado caer que se va a prolongar hasta que termine el proceso de vacunación, e incluso en ese momento seguirán las limitaciones porque seguirá la transmisión hasta que no exista un medicamento eficaz.

Visita al Papa

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha alabado la "autoridad moral" del Papa en las horas previas a la "importantísima audiencia" que va a mantener con El Vaticano, y ha expresado el “orgullo” que significa "poder representar" a Castilla-La Mancha con "la principal autoridad espiritual del planeta".

Así lo ha señalado el presidente de la Junta a su llegada a Roma, en la Embajada de España ante El Vaticano, poco antes de mantener un encuentro con la embajadora de España ante la Santa Sede, Carmen de la Peña, según ha informado en un comunicado el Gobierno regional. En este encuentro, de carácter preparatorio para la audiencia papal que tendrá lugar este lunes, el presidente autonómico ha avanzado su intención de "invitar al Papa a que, en la próxima visita que pueda plantear a España, haga acto de presencia en Castilla-La Mancha y nos conozca de cerca", ha indicado.

García-Page ha valorado la trascendencia del resto de las reuniones que mantendrá durante este viaje institucional a la capital de Italia y que estarán dedicadas a fortalecer "las relaciones con operadores italianos, en materia de promoción turística", especialmente, ha resaltado. En este contexto, ha valorado "el creciente interés de Italia por acudir a España y no sólo a las playas sino a conocer muchas de las grandes ciudades" del país, y en este sentido ha apuntado que durante mucho tiempo Castilla-La Mancha "ha sido el principal destino cinegético de toda Italia".

Agradecimientos

García-Page también ha agradecido la colaboración del embajador de España en Italia, Alfonso Dastis, con quien mantendrá un encuentro en el transcurso de este viaje institucional en el que compartirá una reunión con empresarios castellanomanchegos afincados en el país transalpino.

El presidente autonómico ha detallado los objetos que regalará al Papa Francisco este lunes, una vinajera de cerámica de Talavera y una reproducción de una antigua edición de El Quijote. En la cita de este domingo, el presidente regional ha estado acompañado por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; la viceconsejera de Relaciones Institucionales, Margarita Sánchez; y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón.

Compartir