TRAS ESCUCHAR AL CONSEJO SOCIAL

Castilla-La Mancha aprobará la semana que viene el documento que regula la nueva normalidad

La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández (JCCM) La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández (JCCM)

El Consejo de Gobierno tiene previsto aprobar a finales de esta semana el documento que regulará la nueva normalidad en la que se entrará a partir del día 21 con el levantamiento del estado de alarma, en el que se plasmará cómo recuperar la actividad y la economía haciéndolo compatible con la seguridad y la salud pública para evitar rebrotes de coronavirus.

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, al término de la reunión del gabinete, ha explicado que el ejecutivo está analizando hoy el borrador elaborado por Sanidad, por expertos en epidemiología, para afrontar la nueva normalidad tras el estado de alarma por la COVID-19.

Además de las aportaciones de las consejerías al borrador de Sanidad, el Gobierno regional ha previsto para este viernes una reunión con el consejo social para la transición frente al COVID, puesto que, según ha dicho Fernández, la sociedad tiene mucho qué decir sobre cómo afrontar la nueva realidad que se vivirá a partir de la semana que viene y que afecte lo menos posible.

A continuación, ha explicado, se volverá a reunir el viernes o el sábado el Consejo de Gobierno para aprobar el documento de los expertos ya enriquecido con las aportaciones de la sociedad y de las consejerías.

Fernández ha hecho hincapié en que la fase de nueva normalidad debe contar con la responsabilidad individual y colectiva de cada uno para evitar rebrotes de la enfermedad, para no dar pasos atrás en la situación actual de la epidemia que presenta datos esperanzadores.

En ese sentido, ha explicado que el citado documento, más que prohibir, lo que hace es regular cómo se van a realizar las actividades, cómo se va a recuperar la economía y cómo se va a "recuperar la vida", en definitiva, de manera que sea compatible con la salud pública y la seguridad frente al coronavirus.

Por otro lado, ha informado de que el Consejo de Gobierno ha aprobado un gasto de 831.000 euros para la compra de material de protección frente al virus, equipos y reactivos para PCR.

Aportación al Instituto de Ciencias de la Salud

Además, Fernández ha anunciado que el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado un gasto de 663.000 euros que irá a parar a la compra de material sanitario y contratación de procesos de limpieza y desinfección, así como para la adquisición de reactivos para pruebas PCR, destinados al laboratorio del Instituto de Ciencias de la Salud de Talavera de la Reina.

Este instituto talaverano está homologado por el Instituto Carlos III desde el mes de abril para este cometido, y con este gasto se garantiza que se seguirán realizando pruebas diagnósticas.

Además de este gasto, desde la Consejería de Sanidad se ha aprobado otro desembolso de 168.000 euros que irá a parar a la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, también orientado a la compra de material de protección para sus centros en toda la región.

Compartir