SE SITUARÁ EN EL PUNTO KILOMÉTRICO 49,180

Desplazan la rotonda del Peral en Valdepeñas tras hallar restos arqueológicos

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha modificado el proyecto de la rotonda en la carretera CM-3109 a la altura del Arroyo del Peral para hacer compatible la preservación de los restos arqueológicos con la seguridad de los usuarios de la vía. De esta manera, el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicará la aprobación definitiva del nuevo proyecto tras haber dado cumplimento al trámite de información pública.

La inversión prevista por el Ejecutivo regional en la nueva glorieta de la carretera CM-3109 supera los 325.000 euros y está previsto que en mayo comiencen los trabajos, ha informado la Junta en nota de prensa.

La nueva rotonda se sitúa en el punto kilométrico 49,180 a 250 metros del emplazamiento inicialmente previsto, ya que cuando comenzaron los primeros movimientos de tierras aparecieron restos arqueológicos que pertenecen a una villa y a una bodega romanas.

La trascendencia del hallazgo hizo que la Consejería de Educación, Cultura y Deportes determinara la necesidad de preservarlos y la Consejería de Fomento desestimó el proyecto inicial y ha redactado uno nuevo.

En la nueva glorieta proyectada confluyen cuatro ramales, dos correspondientes a sendas conexiones con la carretera en dirección Valdepeñas y La Solana, y otros dos que conectan con las vías de servicio actuales de la urbanización.

Para adaptarse del mejor modo posible a los viales que ha de conectar, la disponibilidad del terreno y la orografía del entorno se ha diseñado una glorieta con un anillo central circular de 13,5 metros de radio y un borde exterior de forma ovalada que posibilita una calzada de ancho variable, con un mínimo de siete metros para el movimiento de vehículos que transitan por la carretera y una anchura mayor en la dirección perpendicular a la vía principal, con el fin de facilitar el acceso de los vehículos pesados a los Baños del Peral.

Además de la construcción de la rotonda y de los ramales correspondientes, el proyecto contempla la eliminación de algunos accesos directos actuales y la adecuación de otros para garantizar que todos los movimientos se realizarán con las mayores condiciones de seguridad posibles.

Compartir