AGUA

Dato abrumador: el próximo trasvase abastecería a Toledo o Talavera 30 años

FOTO: Europa Press. FOTO: Europa Press.

La Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo ha lamentado el volumen de 174 hectómetros cúbicos que en las próximas semanas será trasvasado al río Segura. Se trata de una "brutal cantidad", tal y como denuncian los académicos, resultado de sumar los trasvases que no han sido realizados durante los últimos meses debido a obras de mantenimiento en las infraestructuras, lo que ha generado "un inconcebible saldo de agua a trasvasar que atenta contra la lógica y que volverá a dejar los embalses de cabecera y el resto del río en una situación crítica".

La cantidad de 174 hectómetros cúbicos, explica la Real Academia toledana, son 174.000 millones de litros de agua. "Equivalen a 30 años de consumo de una ciudad como Toledo o Talavera de la Reina", han estimado, según ha informado la Real Academia en nota de prensa.

Por otra parte, esta enorme suma será trasvasada desde unos embalses de cabecera que, a pesar de las abundantes lluvias y nevadas de comienzos de año, apenas superan el 30 por ciento de su capacidad. "Resulta inconcebible que puedan considerarse excedentes trasvasables las aguas a derivar con ese porcentaje de almacenamiento", señalan, sobre todo cuando el río se encuentra en grave estado de degradación debido a la contaminación aguas abajo del Jarama y a la ausencia de un régimen natural de caudales con crecidas y estiajes. Resultado, subrayan los académicos, de concebir un río como un mero depósito de agua y no como un recurso natural y cultural.

Desde la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo recuerdan que el río ocupa la posición número uno de su Lista de Patrimonio en Peligro desde su creación en 2016. Aparte de la gravedad medioambiental, apuntan que el marco del Trasvase Tajo-Segura se encuentra "fuera de toda lógica en un mundo que camina supuestamente hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible", añadiendo que "la falta de agua, su estado de contaminación y la ausencia de un régimen fluvial natural afectan a la conservación del paisaje cultural ligado al Tajo".

Compartir