¿Seguirá creciendo el sector digital en 2021?

Como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, muchos sectores de la economía se han visto forzados a migrar al mundo digital, algunos partiendo de cero y otros consolidando su posición.

Ante este impulso que ha llevado a una gran parte de la población mundial a aumentar el uso frente a las pantallas, aquellos negocios que han sabido adaptarse se han visto muy beneficiados. Otros, todavía se plantean cómo conseguir su espacio.

Desde la publicidad, pasando por el comercio electrónico, hasta las empresas 100% digitales, los negocios virtuales continuarán en alza en 2021 y la transformación digital en estas áreas seguirá siendo uno de los principales retos para pequeñas y grandes empresas.

Publicidad digital

Los usuarios y consumidores pasan cada vez más tiempo en Internet, por lo que la inversión en publicidad digital se convierte en un pilar clave de la estrategia de marketing.

Además, la posibilidad de medir datos sociodemográficos de los consumidores y sus comportamientos a través de los análisis web permite optimizar los recursos y orientar la información a los consumidores indicados. Dentro de la publicidad digital podemos hablar de diferentes enfoques.

Data

La gestión de los datos obtenidos en el entorno virtual se convierte en un objetivo central para la toma de decisiones. La novedad es que el uso de este tipo de información se utiliza para análisis de mercado tanto digitales como offline.

Debido a las regulaciones y políticas de protección de datos, serán cada vez más necesarias nuevas tecnologías que permitan incorporar varias fuentes para lograr que los datos sean procesables y escalables de forma más rápida y concisa.

Influencers

Dentro del mundo de la publicidad, los creadores de contenido capaces de generar tendencia se han vuelto casi imprescindibles para las marcas. Sobre todo cuando hablamos de los nativos en las plataformas que más ganaron terreno el año pasado, como Twitch y TikTok. Por eso, en 2021 veremos un aumento del uso de este recurso tanto en los medios propios de las marcas como en la activación de campañas cross-media.

Redes Sociales

Los españoles pasamos de media dos horas al día en las redes sociales. Eso las convierte en una oportunidad de oro para las empresas donde encuentran en estas plataformas a sus clientes.

Uno de los cambios más notables es la creación de contenidos en formato vídeo, una tendencia que ha llegado para quedarse.

Del mismo modo, comprar a través de las redes sociales es el futuro más inmediato del e-commerce, que se consolidará durante este año. Tener presencia y comunidad aquí será clave no solo para las marcas sino también para los medios digitales, ya que la mayoría de las visitas llegan por este canal.

El Digital Out of Home (DOOH) gana terreno

La disputa por la atención del consumidor sigue siendo el motor de la industria del marketing. En este sentido, la publicidad digital fuera de casa es una tendencia que se combinará con las campañas de mobile. Esta estrategia permitirá incrementar las tasas de conversión respecto a las exclusivamente digitales.

E-commerce

El comercio electrónico se afianza, y nuevos sectores como la automoción y la alimentación ya se están uniendo a la carrera. Pero también se reinventa. La posibilidad de sincronizar directamente con las historias de Instagram, Facebook y Snapchat que incluyen funcionalidades de venta continuará dando impulso a esta nueva forma de comercio.

Por otro lado, los marketplaces seguirán apostando a mejorar la experiencia del usuario para que comprar desde casa sea cada vez más sencillo y accesible.

Sectores ‘‘tradicionales’’ que saben adaptarse

Existen sectores muy adaptados al mundo online que han sabido aunar la presencialidad y los nuevos canales digitales. Por ejemplo, en los seguros hay multitud de compañías que llevan años trabajando y cuidando su estrategia digital, que incluso ha llegado a convertirse en su principal canal de venta y de atención al cliente.

Otro emblema de quienes apostaron a tiempo por la practicidad del mundo cibernético son los bancos nativos digitales. Empresas que ofrecen excelentes servicios financieros completamente online sin contar con oficinas físicas. Desde abrir una cuenta bancaria sencilla, hasta realizar inversiones con robo advisor. Las posibilidades que ofrecen sin moverse de casa son muy interesantes. Han logrado que nos olvidemos de las visitas a las oficinas, aún antes de que la pandemia modificara nuestro estilo de vida. Hoy siguen ganando terreno gracias a las facilidades que ofrecen.

El vertiginoso avance de los negocios digitales ha llegado para quedarse. Para algunos reforzando su apuesta, para otros obligándolos a reinventarse a contrarreloj. Pero lo que es indudable es que continuarán en crecimiento más allá de 2021.

Compartir