QUIERE QUE LE RECONOZCAN LA INCAPACIDAD PERMANENTE

Un joven de Ciudad Real consigue miles de firmas para ayudar a su padre enfermo: "Solo pido justicia"

Eduardo Sánchez-Rey, un joven de 25 años natural de Herencia (Ciudad Real), lazó una campaña de recogida de firmas hace unos días para solicitar a la Dirección Provincial de Ciudad Real el reconocimiento de la incapacidad permanente de su padre. 

Cansado del sistema de los Equipos de Valoración de Incapacidades, Eduardo publicó en varias redes sociales esta petición reclamando "justicia" para su padre, un hombre de 53 años que padece desde hace 10 un dolor crónico provocado por varias artrodesis que tiene que sobrellevar con morfina.

Según cuenta en la petición, su padre lleva más de una década sin poder trabajar debido al dolor y el estado anímico que esta enfermedad le provoca. Las diferentes intervenciones quirúrgicas a las que ha tenido que someterse le han producido además del dolor, rigidez muscular y falta de sensibilidad en una de sus piernas. Todo esto hace que no pueda permanecer en la misma posición durante un corto periodo de tiempo, así como caminar con normalidad.

Tras la quinta valoración en la que se le denegaba la incapacidad absoluta para trabajar, la familia Sánchez-Rey denunció ante la justicia, consiguiendo que los jueces le dieran la razón. Sin embargo, el INSS recurrió la sentencia y se le retiró de nuevo la incapacidad absoluta, volviendo al estado de incapacidad que tenía con anterioridad y reduciendo con ello su pensión.

Con la sexta denegación del Equipo de Valoración de Incapacidades del INSS, a pesar de reconocer en sus informes que no hay mejoría, Eduardo decidió pedir ayuda en las redes y, a principios de la semana pasada, lanzó una recogida de firmas en change.org que a día de hoy acumula más de 15.000 firmas. La petición ha sido compartida más de 1.400 veces en diferentes redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter, recibiendo además mensajes de apoyo de todos los puntos del país. 

“Lo único que reclamamos mi familia y yo es justicia para mi padre”, dice el joven. “Quiero que mi padre viva con dignidad. A él le quedan pocas fuerzas, pero a mí me sobran”, apostilla.

Compartir