LA CRISIS SANITARIA SE HA DEJADO NOTAR

Desciende el número de asuntos resueltos en 2020 por los tribunales de Castilla-La Mancha

Durante el año 2020 tuvieron entrada en los Juzgados y Tribunales de Castilla-La Mancha un total de 193.523 asuntos, cifra que muestra un descenso del 13,2 por ciento con respecto a 2019. También descendieron significativamente, un 14,3 por ciento, el número de asuntos resueltos por los tribunales, que fueron 181.461. A final de 2020 quedaban en trámite 143.397, lo que representa un incremento del 6,4 % respecto a los que estaban en esa situación al inicio del año.

Estos datos, contenidos en el informe estadístico sobre la Situación de los órganos judiciales en el cuarto trimestre de 2020 que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha difundido este viernes, evidencian las consecuencias que el confinamiento y la suspensión de la actividad judicial derivados de la crisis sanitaria tuvieron en el funcionamiento de los juzgados y tribunales durante el año pasado.

Si se comparan con los de ejercicios anteriores, los datos de 2020 invierten la tendencia que se experimentó, por ejemplo, en 2019 con respecto a 2018. El ingreso de asuntos en los órganos judiciales de Castilla-La Mancha ascendió en 2019 un 2,5 por ciento en relación con 2018, con 222.955 nuevos procedimientos.

Ese año también aumentó, en un 4,4 por ciento, la capacidad de los órganos judiciales en la resolución de asuntos (211.538 asuntos resueltos), y la pendencia se incrementó en un 7,8 por ciento.

Entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2020 ingresaron en los órganos judiciales de Castilla-La Mancha 59.726 asuntos, un 1,6% menos que en el mismo trimestre del año anterior. El número de asuntos resueltos fue de 56.990 y el de asuntos en trámite al final del periodo de 143.397 (esta cifra coincide necesariamente con la de asuntos en trámite a final de año).

Descenso en todas las jurisdicciones

En la jurisdicción Civil el número de asuntos ingresados en la región en 2020 fue de 80.633, lo que supone una disminución del 12,5 por ciento respecto al año anterior. En esta jurisdicción se resolvieron 74.858 asuntos y quedaron en trámite a final del año 77.766.

En la jurisdicción Penal se registró un descenso del 15 % en el registro de nuevos asuntos, con 92.779 procedimientos.
Se resolvieron 88.860 quedando en trámite a final de año 46.345 asuntos penales.

En cuanto a la jurisdicción Contencioso-Administrativa la bajada de asuntos ingresados con respecto al año 2019 alcanzó el 9,8%: 6.305 nuevos asuntos. Los órganos de esta jurisdicción en Castilla-La Mancha resolvieron el año pasado un total de 5.675 asuntos. A finales de 2020, quedaban en trámite en los órganos de esta jurisdicción 7.622 asuntos.

En lo que respecta a la jurisdicción Social se registraron en la región en 2020 un total de 13.806 nuevos asuntos, un 6,7 % menos que el año anterior. La cifra de asuntos sociales resueltos fue de 12.068, y la de asuntos en trámite al final del periodo de 11.664.

Entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2020, el número de asuntos ingresados en la jurisdicción civil en la región fue de 27.141, un 3,9 % más que en el mismo trimestre del año anterior. Los asuntos resueltos fueron 24.064.

En la jurisdicción penal, en el último trimestre del año se registraron en Castilla-La Mancha 26.695 asuntos, lo que supone un descenso interanual del 5,4 por ciento. En esta jurisdicción se resolvieron 26.807 asuntos.

En la jurisdicción contencioso-administrativa social ingresaron 2.260 asuntos en la región entre los pasados 1 de octubre y 31 de diciembre, con un incremento interanual del 5,1 por ciento. El número de asuntos resueltos en ese tiempo fue de 1.969.

Por último, en la jurisdicción social el número de asuntos ingresados en el cuarto trimestre de 2020 fue de 3.630, un 13,5 % menos que en el mismo periodo del año anterior. Se resolvieron 4.150 asuntos.

Finalmente, la tasa de litigiosidad en la región en año 2020 fue de 94,6 asuntos por cada 1.000 habitantes

Compartir