TRAS LLEGAR A UN ACUERDO CON LA FISCALÍA

Dos años de cárcel por estafar más de 350.000 euros a varias empresas de Ciudad Real

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado a dos años de prisión a un hombre como autor de un delito continuado de estafa a varias empresas de la provincia, a las que causó un perjuicio económico de 353.937,95.

El condenado, F.C.M. ha aceptado esta pena propuesta por el fiscal, que modificó el escrito de acusación inicial después de que el acusado presentara un escrito de conformidad, a la que también se adhirió la acusación particular, según se indica en la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe.

La sentencia considera como hechos probados que el procesado, que había sido condenado anteriormente en sentencias firmes en Murcia y Cartagena por los mismos delitos, se puso de acuerdo con otras personas y, con el fin de lograr un inmediato beneficio patrimonial, entabló negociaciones en octubre de 2005 con el administrador de un supermercado en Villanueva de los Infantes, a fin de lograr la transmisión de este negocio.

F.C.M. logró que se materializase esta compra nombrando como administrador único a otra persona respecto de la que no se sigue el procedimiento por haber fallecido, con el fin de eludir cuantas responsabilidades derivasen de sus actos.

Asimismo, el acusado acordó con otras personas la apertura de dos cuentas corrientes para el pago de las distintas mercancías que procederían a adquirir para el supuesto funcionamiento del citado establecimiento sin que dichas cuentas tuvieran fondos para atender los pagos que sobrevendrían.

En 2005 el acusado hizo contratos de trabajo a cuatro personas, para que ejercieran como empleados a su cargo en el establecimiento para recepcionar las mercancías.

Así, entre noviembre de 2005 y febrero de 2006, aparentando cierta solvencia y en ejecución del plan que habían ideado, solicitaron a numerosas empresas de Villanueva de los Infantes y de localidades limítrofes, el suministro de productos alimentarios haciendo en primer lugar pequeños pedidos que abonaban para a continuación realizar otros de mayor importe cuyo pago aplazaban extendiendo pagares con la evidente intención de no atenderlos a su vencimiento al carecer de fondos.

Después, procedió a vender inmediatamente los productos adquiridos a precio inferior en algunos casos al de la compra obteniendo cuantiosos beneficios, con lo que los implicados en la estafa desaparecieron a fines de febrero de 2006 por lo que las empresas afectadas procedieron a la interposición de las denuncias.

Como consecuencia de estas maniobras artificiosas resultaron afectadas numerosas empresas de la comarca, a las que les causó un perjuicio económico de 353.937,95 euros.

Además del condenado, están procesadas por esta causa otras dos personas, a las que no ha sido posible juzgar porque se encuentran en rebeldía, según la sentencia de la Audiencia de Ciudad Real.

Compartir