MEJORA EN LUZ, CLIMATIZACIÓN...

El Hospital de Hellín estrena reforma tras el incendio sufrido en plena pandemia

El Hospital de Hellín ha quedado completamente remodelado tras el incendio sufrido el pasado año en plena pandemia, y tras una inversión de 2,1 millones de euros del Gobierno regional ha dado por concluidas unas obras que han servido para mejorar en luminosidad, en comodidad para los pacientes y en el refuerzo de su estructura.

La reforma se ha centrado en varios espacios. Así, tras los trabajos de desescombrado, desinfección, purificación del ambiente y limpieza, se reforzó la estructura del sótano donde se originó el fuego y que afectó especialmente a la zona de Urgencias.

Simultáneamente a estas labores, se ha procedido a una renovación del sistema de climatización, se han remodelado todos los aseos de las habitaciones, así como la instalación eléctrica y de datos, se han cambiado las puertas de acceso a las plantas, lo que ha permitido ganar en espacio y luminosidad. Además se ha incrementado la confortabilidad para los pacientes con habitaciones mejor adaptadas. También se ha actuado en las zonas de estar de los profesionales.

La intervención se ha realizado en las 62 habitaciones de las cuatro plantas del Hospital; un proceso de reforma en el que se han sustituido alrededor de 1.500 metros cuadrados de alicatados entre baños y zonas de personal, así como todos los aparatos sanitarios de estas dependencias. Igualmente se han actualizado los revestimientos de casi 2.000 metros lineales.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha destacado la rapidez, la diligencia y el buen hacer por parte de la plantilla del hospital ante el incendio acontecido en el mes de mayo de 2020.

El consejero ha explicado que "pese a las dificultades del maldito virus, la Junta no ha dejado de mejorar la Asistencia Sanitaria a los ciudadanos", recordando que actualmente en el Hospital de Hellín solo hay 5 pacientes ingresados por COVID-19.

Obra por áreas

Las obras en el Hospital de Hellín se han llevado a cabo en un proceso planificado por áreas con lo que se ha minimizado las molestias en la Atención Sanitaria. La reforma acabó hace unas semanas en la primera planta, en el ala de toco-ginecología, donde además se ha creado un lucernario con el que se obtiene mayor amplitud y luz.

Mientras tanto, la Gerencia de Atención Integrada de Hellín ha proseguido adaptando sus espacios debido a la pandemia. Así, con carácter provisional y por si la situación de la pandemia lo requiriese, se han habilitado otras 16 camas para pacientes quirúrgicos, dotadas de aseos químicos y tomas de oxígeno, situadas en la zona de consultas externas. Una mejora con la que se ha ampliado la disponibilidad asistencial del Hospital.

Desde el pasado mes de marzo y para hacer frente a la situación, la GAI ha contratado a 332 profesionales más y ha consumido más de 2,7 millones de artículos de protección.

Desde hoy, además, el Hospital dispone de dos obras artísticas que homenajean el trabajo y lucha tanto de pacientes como profesionales frente a la pandemia.

La primera de ella se encuentra en el jardín, junto a la puerta principal, y es una intervención escultórica realizada por el hellinero Manuel Contreras.

La segunda es un mural de Marisol Gorem, vecina de la ciudad y graduada en Bellas Artes, que ha realizado un mural con el que representa el valor de la herencia de nuestros mayores y con el que agradece al personal el trato recibido por su padre y abuelo, cuando enfermaron de COVID-19.

De su lado, el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero, ha considerado que esta acto es "mucho más que un mero recorrido por unas instalaciones remozadas", ya que se trata de "una justa reivindicación de la importancia incontestable de la Sanidad Pública y, al mismo tiempo, la ocasión para homenajear a quienes la personifican día a día".

En el acto, además se ha hecho entrega de una placa a Rafael Ibáñez, celador del Hospital y hermano de Arturo Ibáñez, el trabajado que fallecía a finales de marzo del pasado año y al que, desde entonces, toda la comunidad sanitaria hellinera ha tenido siempre presente en el recuerdo como "el gran profesional y mejor persona que era", según Cabañero.

El presidente provincial ha agradecido al Gobierno autonómico el hecho de "no haberse conformado con cubrir el expediente" tras el incendio y haber aprovechado para que la provincia "tenga un hospital más moderno".

Y, en ese punto, ha aprovechado para "agradecer y elogiar una vez más el gran trabajo que, rápidamente y con esmero, se desarrolló aquel día del incendio, poniendo a salvo a la gente y minimizando al máximo todo riesgo y cómo todo el mundo se volcó".

El alcalde de la localidad, Ramón García, ha aprovechado por su parte para destacar la gran "alegría" que para todo el municipio y su comarca supone un acto como el de este domingo, apenas 10 meses después del "susto" del incendio.

Ha recordado cómo el día del siniestro, a finales del mes de mayo y en plena pandemia, se le cayó "el mundo encima" con las noticias que llegaban desde el lugar de las llamas, donde durante horas él mismo permaneció haciendo seguimiento de los trabajos de extinción.

El primer edil hellinero ha querido poner en valor este acto como "homenaje a los fallecidos" en esta pandemia, pero también para los sanitarios "que han estado en primera línea" contra el coronavirus, homenaje que ha hecho extensivo a "los 30.000 hellineros"

"Ahora tenemos un monumento para uso y disfrute de todos y este monumento nos va a hacer recordar muchas situaciones por las que hemos pasado", ha indicado.

Compartir