OCURRIÓ A FINALES DE MARZO

Cuatro menores detenidos por robar y agredir a una repartidora de pizzas en Cobisa (Toledo)

El cuartel de la Guardia Civil en Argés (Toledo) El cuartel de la Guardia Civil en Argés (Toledo)

La Guardia Civil ha detenido a cuatro menores de edad por la comisión de un supuesto delito de robo con violencia e intimidación a una repartidora de pizzas ocurrido en la localidad toledana de Cobisa a finales del pasado mes de marzo, un suceso que causó gran indignación en el municipio. Los arrestados hicieron un pedido a una pizzería de la vecina localidad de Argés y, para no pagar la comida y poder escapar del lugar sin ser identificados, se cubrieron sus rostros y uno de ellos llegó a agredir a la trabajadora.

El Equipo Técnico de Policía Judicial de Orgaz de la Guardia Civil comenzó la investigación de los hechos tras la denuncia presentada por la víctima, una repartidora de comida a domicilio que manifestó haber sufrido una agresión física cuando realizaba la entrega de un pedido. Los hechos ocurrieron a finales del mes de marzo, cuando se recibió telefónicamente un pedido en el local. Una vez que se desplazó la repartidora a la dirección facilitada por el llamante, no localizó a nadie en el lugar. Nuevamente, el establecimiento recibió otra llamada indicando un cambio de dirección de entrega.

Una vez personada la víctima en la nueva dirección, fue recibida por un grupo de jóvenes, con los rostros parcialmente cubiertos tanto por las mascarillas como por capuchas, los cuales, tras coger el pedido, hicieron un primer amago de ir a pagar sacando dinero de los bolsillos.

Aprovechando la confianza de la repartidora, los menores salieron huyendo del lugar con las pizzas, logrando la mujer retener a uno de ellos sujetándole del brazo y solicitando que abonara el importe del pedido. Uno de los jóvenes que salió huyendo, al observar que su compañero se encontraba retenido forcejeando para escapar, volvió para dirigirse a la trabajadora, amenazando que soltase a su amigo y propinando un puñetazo en la zona abdominal a la víctima. Al sentir el golpe, soltó al joven y aprovecharon ambos para emprender la huida junto al resto de sus compañeros.

Por parte del Equipo de Policía Judicial de Orgaz se hicieron labores encaminadas a la localización de los autores, logrando identificar a cuatro menores de edad y procediendo a su detención, siendo puestos a disposición de la Fiscalía de Menores de Toledo.

El suceso causó gran indignación en la localidad de Cobisa después de que el propio dueño de la pizzería de Argés relatase el pasado 22 de marzo lo sucedido en un grupo de Facebook: "Cuando la chica está ya en Cobisa me llama porque no había nadie y porque no encontraba el sitio. En el mismo tiempo me llama el cliente para preguntarme si la chica había llegado y tras las indicaciones se encuentran para la entrega. Pasados 5 minutos me llama la chica, llorando y con voz muy asustada, diciéndome que unos 6-7 chicos, los que habían pedido las pizzas ,le habían intentado robar las pizzas y que, además, le habían pegado un puñetazo al estómago. Iban todos con sudadera con capucha puesta y mascarilla, al parecer eran todos menores de edad (15-17años). A uno de ellos mi compañera intentó detenerlo y por eso lo vio mejor. La chica volvió llorando, temblando con dolor al abdomen y con varios arañazos en los brazos. Tenemos el teléfono de uno de ellos y ya esta denunciado a la Guardia Civil. Espero que paguen por el trauma causado a la chica y que los padres tengan bajo control los proprio hijos".

Compartir