POCO A POCO SE NORMALIZA LA SITUACIÓN

La gran "alegría" de la consejera Aurelia Sánchez por la vuelta a la normalidad y las visitas en las residencias de mayores

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, este martes en rueda de prensa. Foto: Óscar Huertas Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, este martes en rueda de prensa. Foto: Óscar Huertas

La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha valorado este martes la "normalidad" que se está retomando en los centros residenciales de personas mayores y el sistema de visitas, algo que es bueno "fundamentalmente" para los mayores, que han sido las "grandes víctimas" de la pandemia, ha dicho.

A preguntas de los periodistas en rueda de prensa para dar a conocer los asuntos aprobados en el Consejo de Gobierno, la consejera ha señalado que lo que les transmiten los profesionales y directores de las residencias y también las familias y los mayores es "muchísima alegría" por esta apertura.

Ha señalado que la vacunación frente a la covid-19 "va a poder ser el milagro" para los centros residenciales, y ha apuntado como ejemplo que en Castilla-La Mancha solo hay en este momento cinco residencias y nueve personas afectadas, y ya son tres las provincias sin casos en los centros de mayores.

"Éso tiene mucho que ver con el plan de vacunación que se está desarrollando, pero también con todas las medidas que se están tomando y con toda la responsabilidad de los ciudadanos y de los centros residenciales, que hace haya muchísima más tranquilidad", ha explicado.

Visitas

Aurelia Sánchez ha apuntado que el sistema de visitas a las residencias, que ya se ha iniciado, y la "normalidad" que se está recuperando en estos centros es bueno "fundamentalmente para las personas mayores, las grandes víctimas de esta pandemia, pero también para todos los profesionales y los responsables de las residencias, que se han dejado la vida para poder salvar a los mayores".

En este sentido, ha dicho que la sensación que le transmiten los directores y profesionales de los centros, pero también los mayores y sus familias es la de "muchísima alegría".

No obstante, ha apuntado que todavía hay familias que tienen ansiedad de poder ver a sus familiares, a las que ha pedido "prudencia" para ir avanzando poco a poco, al mismo tiempo que ha enviado un mensaje de prudencia, responsabilidad y protección para proteger a las personas mayores, que son los más vulnerables de la pandemia.

Compartir