VISITA DEL ALCALDE

El barrio de Fuente del Oro de Cuenca ya tiene el circuito biosaludable que había pedido

El alcalde de Cuenca, Darío Dolz, en el circuito biosaludable para mayores de Fuente del Oro El alcalde de Cuenca, Darío Dolz, en el circuito biosaludable para mayores de Fuente del Oro

El circuito biosaludable para mayores propuesto por la Asociación de Vecinos de Fuente del Oro a los presupuestos participativos del Ayuntamiento de Cuenca y que resultó uno de los proyectos seleccionados ha quedado instalado y ya está en uso en la zona verde de este barrio situada junto a la calle Alameda del Júcar.

El alcalde, Darío Dolz, y la concejal de Participación Ciudadana, Asunción Moriana, se han acercado a esta instalación para comprobar la finalización de los trabajos junto con el presidente de la asociación de vecinos del barrio, Antonio Gómez, comprobando "la variedad de aparatos de gerontogimnasia con los que cuenta el circuito, pero que realmente están destinados al público adulto de cualquier edad que quiera hacer un ejercicio físico moderado", ha indicado la edil. De hecho, ha recordado que los equipos están destinados al uso de cualquier adulto o, en todo caso, personas de talla superior a 1,40 metros, según ha informado el Ayuntamiento de Cuenca en nota de prensa.

Con un presupuesto total en torno a los 26.000 euros, el espacio cuenta con diferentes aparatos destinados al entrenamiento de las extremidades inferiores y superiores, pectorales, cintura o glúteos, así como para mejorar la capacidad cardiopulmonar. Cada uno de ellos cuenta con un pequeño texto explicativo de su uso y con un código QR que, escaneado con el móvil, dirige a un vídeo en el que un profesional lo explica y ejemplifica.

Moriana ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los usuarios a los que está destinado el circuito para que "sean conscientes de que esto no es un juego y que deben realizar ejercicio con moderación, consultando con su médico en el caso de que el uso de los equipos les produzca algún dolor". También al resto de la ciudadanía para incidir en que "no es un parque infantil ni los aparatos están destinados a los menores".

Este proyecto se une a otros ya finalizados dentro de los presupuestos participativos 2020 como son el ajardinamiento de un pequeño espacio en Matadero Viejo, la barandilla junto al Centro de Salud Cuenca II o la zona canina en el Parque del Huécar, así como el embellecimiento del Jardín de los Poetas, que ya cuenta con la zona infantil y únicamente está a falta del mobiliario.

Compartir