LA EMA NIEGA QUE HAYA RELACIÓN DIRECTA DE LA VACUNA CON LAS MUERTES

Mueren otras dos personas en Europa por trombos tras vacunarse con AstraZeneca

Las autoridades noruegas han confirmado este jueves la muerte de una segunda persona por graves complicaciones tromboembólicas tras recibir la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19. Por su parte, Suecia también ha comunicado el fallecimiento de otro ciudadano en las mismas condiciones.

Noruega ha registrado en total seis casos con un cuadro clínico inusual que incluye baja cantidad de plaquetas, coágulos en vasos sanguíneos y hemorragias, similar al detectado en varios países.

Un grupo de médicos del Hospital Universitario de Oslo había anunciado horas antes que la reacción inmunológica de la vacuna de AstraZeneca es la causante de las trombosis que sufrieron tres sanitarios ingresados el fin de semana en ese centro, uno de ellos muerto el pasado domingo.

"Hemos hecho varios hallazgos que pueden explicar la evolución clínica de los pacientes. Respaldan nuestra hipótesis de que tuvieron una fuerte respuesta inmunológica que provocó la formación de anticuerpos, que pudo activar a su vez las plaquetas y causar los trombos", dijo Pål André Holme, jefe del equipo médico.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha asegurado este jueves que no ve evidencias de que la vacuna tenga relación directa con los casos de tromboembolismo detectados en todo el continente y ha considerado seguro que se siga usando, aunque no ha descartado del todo que pueda haber una conexión.

Varios países, como Italia o España, han confirmado que reanudarán la vacunación con AstraZeneca, pero no así Noruega, que continuará estudiando los episodios registrados en este país.

Compartir