ÍNDICE EPIDÉMICO 'ALTO'

La gripe se está cebando con los niños castellano-manchegos: consejos para prevenirla

La directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Regina Leal, ha afirmado que la gripe está afectando "de manera muy importante" a los niños en la región, apuntando que su incidencia está siendo "casi el doble" en la población pediátrica con respecto a los índices en adultos.

Leal ha comentado, a preguntas de los medios durante su visita al Centro de Salud de Santa María de Benquerencia de Toledo, que Castilla-La Mancha se encuentra en un índice epidémico "alto" por tercera semana consecutiva y ha defendido la "buena respuesta" del sistema sanitario castellano-manchego ante la gripe.

La directora gerente ha insistido en que los indicadores "están siendo muy buenos" y en que el Plan de Alta Frecuentación "está demostrando que es eficiente y seguro", además de poner en valor la respuesta de los profesionales sanitarios que, ha asegurado, han cumplido "de una manera ejemplar".

Regina Leal ha señalado que la demanda de los servicios sanitarios "ha aumentado" por la gripe pero que el Sescam "ha respondido de manera eficiente", destacando que en la provincia de Toledo se han reforzado cuatro Puntos de Atención Continuada y que, a nivel hospitalario, ha habido un incremento en la provincia de 70 camas.

Consejos para prevenir la gripe

  • Lavado de manos y uso de alcohol en gel.

 

  • Ventilación de ambientes.

 

  • Evitar exposición al humo del tabaco y otros irritantes ambientales.

 

  • Usar pañuelos desechables que cubran la boca y nariz al toser o  estornudar, para después tirarlo a la basura.

 

  • Mantener a los lactantes, especialmente los menores de 4 meses, alejados en la medida de lo posible de personas con tos o síntomas respiratorios.

 

  • Utilizar abrigo adecuado frente al frío.

 

  • Promover la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida.

 

En la actualidad la vacunación antigripal es el mejor medio para prevenir esta enfermedad, si bien no puede considerarse una medida de salud pública dirigida a la población en general, sí se recomienda vacunarse a aquellas personas con alto riesgo de sufrir complicaciones en caso de padecer la gripe. 

La vacunación está especialmente recomendada a los siguientes grupos de población:
 

  • Mayores de 65 años, especialmente si conviven en instituciones cerradas.

 

  • Embarazadas.

 

  • Adultos y niños con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas, pulmonares (incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma) o metabólicas crónicas (diabetes mellitus, obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías, anemias, asplesia, enfermedad hepática crónica, neuromuscular grave o que conlleve disfunción cognitiva). 

 

  • Personas con defensas inmunológicas reducidas como, por ejemplo, enfermos de cáncer o personas trasplantadas.

 

  • Niños y adolescentes menores de 18 años que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico.

 

  • Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones. Por ejemplo los trabajadores de centros sanitarios o geriátricos y cuidadores domiciliarios.

 

  • Otros grupos son los correspondientes a trabajadores de servicios públicos (policía, bomberos, protección civil y emergencias sanitarias),  viajeros internacionales, trabajadores de instituciones penitenciarias y personas que, por su ocupación, pueden estar en contacto con aves.
Compartir