ESTE LUNES, EN EL PARTIDO QUE ENFRENTABA A LOS MEDRILEÑOS CON LOS DE ALBACETE

Abascal y Monasterio, en el palco del Rayo para ver a un jugador del Albacete

Abascal y Monasterio, este lunes en el palco del Rayo Vallecano (Foto: Twitter) Abascal y Monasterio, este lunes en el palco del Rayo Vallecano (Foto: Twitter)

Los dirigentes de Vox Rocío Monasterio y Santiago Abascal han asistido este lunes por la tarde al partido de fútbol entre el Rayo Vallecano y el Albacete. El presidente de Vox y la candidata madrileña se han sentado en el palco del conjunto rayista, invitados por la directiva del club, tal como ha contado El Español.

La presencia en el palco de los dirigentes de Vox podía estar relacionada con el hecho de que en el equipo albaceteño jugaba Roman Zozulya. El último partido entre el Rayo y el Albacete antes de que estallara la pandemia del coronavirus, el 15 de diciembre, es decir, con público en el campo, tuvo que ser aplazado por los cánticos racistas contra el jugador ucraniano.

"Para los que somos aficionados del Rayo, esta fotografía nos llena de orgullo”, ha tuiteado el responsable nacional de prensa de Vox, Juan E. Pflüger. “Mi presidente y mi club dejando claro que el deporte está por encima de cuatro ultras violentos de extrema izquierda”, ha escrito, añadiendo una imagen de Monasterio y Abascal presenciando el encuentro deportivo.

Es la segunda vez que miembros de Vox visitan Vallecas desde que arrancó la contienda electoral en Madrid. En su acto de presentación de candidatos el 7 de abril, los de Abascal visitaron este barrio madrileño, donde fueron recibidos a pedradas por varios radicales de izquierda, que trataban de boicotear la presencia del partido de derecha radical. La Policía Nacional detuvo una decena de personas por agredir a varios agentes y provocar disturbios.

Precisamente este lunes ha vuelto al césped de Vallecas el delantero Roman Zozulya. Los insultos desde el sector de la grada de Vallecas ocupado por el grupo radical de los Bukaneros, que tildaron de nazi a Zozulya, provocaron la primera suspensión de un partido en el fútbol profesional español por expresiones xenófobas y racistas.

Este grupo ultra fue el que impidió que Zozulya fichara por el Rayo en enero de 2017 debido a las fotografías del futbolista en sus redes sociales en las que expresaba, según los Bukaneros, su simpatía hacia la ideología nazi.

Compartir