DECLARACIONES DE BLANCA FERNÁNDEZ

El Gobierno de Page quiere claridad y seguridad jurídica tras finalizar el estado de alarma

La consejera portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, este miércoles en rueda de prensa. Foto: Óscar Huertas La consejera portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, este miércoles en rueda de prensa. Foto: Óscar Huertas

La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha mostrado su deseo de que la reunión prevista este miércoles en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud quede clara la postura sobre el "margen de maniobra" que podrán tener las comunidades autónomas toda vez que el próximo 9 de mayo decaiga el estado de alarma.

A preguntas de los medios tras una rueda de prensa, Fernández ha recordado que el estado de alarma aún vigente regula tres cosas importantes, "perimetración autonómica, toque de queda y la posible prohibición de reuniones en espacios abiertos y públicos".

Ahora, entre todas las comunidades autónomas hay que conseguir "tener clara la seguridad jurídica" ante estos tres extremos de cara a actuar de forma autónoma a partir del 10 de mayo. Por ello, indica que las autonomías van a reclamar al Ministerio de Sanidad "un marco jurídico solvente y que dé seguridad", y ahora toca esperar a ver "en qué términos se produce".

"Queremos tener seguridades, no para tener indefinidamente el confinamiento, ni el toque de queda, ni la perimetración", ha abundado Fernández, quien ha dicho además que en Castilla-La Mancha ahora puede haber más relajación gracias a los datos.

Las claves de Page

Este martes el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, avanzó que su Consejo de Gobierno prepara para el jueves de la próxima semana su estrategia para empezar a acometer la desescalada de medidas restrictivas una vez decaiga el estado de alarma el próximo día 9 de mayo.

Unos planes que, según Page, se basan en "aligerar y mucho las restricciones y limitaciones", sin "ir más allá" de lo que permita el Estado y, en todo caso, "sin ir de 0 a 100, de negro a blanco, del todo a la nada".

Durante un acto público que ha servido para rubricar un nuevo plan de empleo en armonía con las diputaciones provinciales, García-Page ha apuntado que el documento servirá para determinar "hasta dónde se podrá llegar de cara a la última fase para acabar con el virus".

"La gente se está portando bien, la ciudadanía y el sector económico está aguantando la crisis con resistencia y resignación", ha asegurado el líder del Ejecutivo autonómico.

Así las cosas el próximo jueves se celebrará un Consejo de Gobierno extraordinario para definir hasta dónde va a llegar la comunidad autónoma "de cara a la última fase del coronavirus", una vez que el estado de alarma decaiga a partir del 9 de mayo como ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Ha señalado Page, en este sentido, que se aligerarán las restricciones pero sin ir más allá de lo que la Constitución permite a las comunidades autónomas. Y sin pasar "de cero a cien ni del negro al blanco", porque hay que ser "serios y prudentes", ha añadido Page.

Compartir