CONFLICTO LABORAL EN GEACAM

Page, indignado como pocas veces: "Tengo ganas de saber si he hecho el ridículo"

Emiliano García-Page, este miércoles en Los Yébenes (Toledo) Emiliano García-Page, este miércoles en Los Yébenes (Toledo)

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado este miércoles muy crítico con los sindicatos de Geacam en la negociación del convenio colectivo de la empresa pública. "Tengo ganas de saber si he hecho el ridículo o me han tomado el pelo", ha señalado.

Durante su intervención en la inauguración del aeródromo Quinto de Don Pedro de Los Yébenes (Toledo), García-Page ha señalado que "hay gente" que parece que está pidiendo "una segunda mano de políticas de Cospedal". "Lo digo como lo siento", ha señalado, para agregar que cuando tomó posesión como presidente la plantilla de Geacam le convenció de que los incendios se combaten cuando no hay fuego.

"Si ahora no es ese el planteamiento, no hay que cuidar el monte y solo están esperando a que se queme, cuéntenmelo porque tengo ganas de saber si he hecho el ridículo o me han tomado el pelo", ha manifestado.

Para el presidente regional, "es evidente" que no puede ser que Castilla-La Mancha sea "la envidia de todos" los sistemas contra incendios forestales y que lo que "se busque no sea tener la cabeza en el monte". "Cuesta mucho dinero a los ciudadanos, a los que tengo que rendir cuentas".

"La extinción de incendios, al menos desde que yo empecé la Presidencia comenzó por extinguir la intención que había en la anterior etapa de extinguir el servicio de extinción de incendios. Si no hubiéramos cambiado la inercia, Geacam hubiera desparecido y se habría concertado a través de empresas y precarizado el servicio", ha remarcado el presidente regional.

En este sentido, ha explicado que la "inmensa mayor parte" de la plantilla de Geacam trabajaba 9 meses, fijos discontinuos, y que diciembre, enero y febrero no se trabajaba. "Estos medios no los paga Page, los paga la ciudadanía que lo mismo quiere tener buenos servicios públicos detecta perfectamente los intentos de abuso que terminan propiciando que se rompa la cuerda".

"Si alguien está en la lógica de que ya no hay que cuidar el monte cuando no está ardiendo, que lo plateé claramente y volvemos a los fijos discontinuos o damos paso a que venga otras gentes con menos convicciones y que termine privatizándolo todo. Al final uno se da cuenta de que cuando pasa eso hay menos protestas", ha sentenciado.

Es por ello por lo que ha pedido a los sindicatos de Geacam, sin citarlos, que dejen al Gobierno regional mejorar las cosas y hacerlo con los profesionales que "realmente quieren y entienden" lo que hay que hacer. "Si ampliamos a 12 meses es porque entendíamos que hay que estar cuidando permanentemente el bosque. Si ahora se cambia esto no lo van a pagar los ciudadanos de ninguna de las maneras", ha concluido.

Petición de diálogo

De su lado, en el mismo acto, tras semanas de conflicto, el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha pedido a UGT y CCOO que se sienten por fin a la mesa de diálogo con la empresa pública para llegar a un acuerdo al respecto del convenio.

Tras recordar que en estos momentos son 3.000 personas las que trabajan en Geacam durante todo el año, ha agradecido "con orgullo" el trabajo de todo el personal, al que ha sumado a los agentes medioambientales.

Ante los que "se dedican a hacer ruido y al conflicto", ha comprometido que el Gobierno "seguirá mejorando las condiciones laborales del dispositivo".

Así, ha dejado claro que lo que se ofrece en la mesa de negociación son 122 días garantizados de contrato laboral en la campaña de extinción de cuatro meses "con retribuciones adicionales"; además de que "gran parte de la plantilla trabaja durante todo el año".

"Me gustaría que la parte social, les invito a que sean capaces de ratificar estas mejoras. Garantizamos más cosas y nos hemos comprometido con la tasa de reposición", ha zanjado Escudero.

Críticas del PP

Por su parte, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha lamentado este miércoles que el presidente regional, Emiliano García-Page "se dedique ahora a insultar a los trabajadores del servicio de extinción de incendios", incluyendo así a los Geacam en su lista de colectivos a los que "ha faltado el respeto" en esta tierra.

Así se ha pronunciado Merino, tras unas "lamentables" declaraciones del responsable autonómico. La portavoz del PP, que ha propuesto a Geacam llevar a las Cortes regionales una iniciativa parlamentaria para buscar soluciones a sus demandas y reivindicaciones, ha considerado que "no es de recibo" que el Gobierno autonómico "trate de esta manera a los trabajadores que se dejan la piel y trabajan en unas condiciones muy duras para controlar los incendios en nuestra región y ahora cuando quieren hablar con su gobierno decida no escucharlos".

Según ha informado el PP en nota de prensa, además de esto, Merino ha denunciado el "tono de regañina permanente" de García-Page a todos los castellanomanchegos "y sus continuos insultos y faltas de respeto a todos los colectivos de esta tierra" mientras el presidente del PP regional, Paco Núñez, "continúa apostando por su modelo de escucha activa y permanente con todos los sectores de la región".

Compartir