OPERACIÓN CONJUNTA DE LA POLICÍA Y LA GUARDIA CIVIL

Golpe al crimen organizado en Illescas (Toledo): robos, armas, droga y 28 detenidos

Una importante operación conjunta de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, denominada "Tejar-Eleanor", ha logrado hace caer a una banda de crimen organizado dedicada al robo de vehículos, aunque también se han localizado armas y una importante cantidad de droga. Tenían una de sus bases en Illescas (Toledo) y se han producido 28 personas detenciones.

En la operación se ha logrado recuperar 22 vehículos, 20.000 euros en moneda fraccionada, una pistola, munición, táser, máquinas de diagnosis, centralitas, velocímetros, matrículas, hachís y cocaína. A los detenidos se les imputan los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, robo de vehículos, receptación, estafa, falsedad documental, denuncia falsa y un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

La investigación se inició en agosto del pasado año tras el robo de un vehículo en la localidad madrileña de Alcobendas. Asimismo, en octubre del pasado año se perpetró otro robo de un vehículo en un concesionario de Tres Cantos. Tras analizar el modus operandi, se procedió a realizar un estudio pormenorizado de otros hechos similares ante la posibilidad de que los responsables pudieran pertenecer a un grupo criminal perfectamente organizado.

Durante la investigación se comprobó que para la sustracción de los vehículos se había empleado la técnica del descuido y, tras diversas gestiones, los agentes localizaron en una nave de Illescas (Toledo) uno de los turismos sustraídos, lugar donde podrían estar trasladando los vehículos robados para modificar los elementos identificativos y falsificar la documentación.

Posteriormente, los agentes constataron que otra parte de la organización trasladaba los vehículos robados hasta una nave de Arganda del Rey para proceder a realizar el denominado método “gemelo”, consistente en colocar a los coches robados el número de bastidor de un vehículo exactamente igual siniestrado que habían adquirido previamente en un desguace.

Una vez “maquillado” el vehículo, otros miembros de la organización se encargaban de realizar las ventas. Estas personas, que contaban con un amplio historial de hechos delictivos, aprovechaban su experiencia para utilizar establecimientos de compraventa de vehículos de Asturias y Madrid para dar salida a los vehículos.

Asimismo, otra parte de la organización se dedicaba a anunciar la venta de los coches en portales de Internet, utilizando para ello datos falsos y testaferros para el ingreso del dinero de las ventas.

Estafa a aseguradoras

Igualmente, los agentes han podido constatar como la organización orquestaba estafas a aseguradoras denunciando la sustracción de vehículos que posteriormente introducían en su circuito de modificación y venta.

Para llevar a cabo la actividad ilícita, la organización contaba con medios tecnológicos de última generación y con personas con amplios conocimientos y experiencia en el mundo del automóvil.

Una vez identificados todos los integrantes de la organización criminal y los lugares que empleaban para falsificar y ocultar los vehículos sustraídos, los agentes arrestaron a 28 personas y practicaron la entrada y registro de 10 domicilios y un garaje en las provincias de Madrid, Toledo y Gijón.

Además se realizaron cinco inspecciones en naves, almacenes y concesionarios donde manipulaban, ocultaban y vendían los vehículos.

Compartir