HALLADOS POR EL SEPRONA

Repugnante aspecto de uno de los tres vertederos ilegales hallados en Guadalajara

El Seprona de la Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara ha llevado a cabo en las últimas semanas diferentes actuaciones encaminadas a la detección de posibles conductas relacionadas con la gestión ilegal de residuos.

En nota de prensa, la Guardia Civil informa que se han realizado actuaciones en diferentes puntos de la provincia que han finalizado en la constatación de varias infracciones graves a la legislación vigente. 

Una actuación del Puesto de la Guardia Civil de Maranchón y de la patrulla del Seprona de Guadalajara han denunciado una posible gestión irregular de residuos que se estaban depositando en el antiguo vertedero de la pedanía de Clares. Los agentes actuantes constataron la existencia de RCDs (Residuos de Construcción y Demolición) además de restos de tuberías de fibrocemento, material que exige un tratamiento específico por el riesgo que implica su manejo. Los hechos podrían incumplir las disposiciones relativas a la gestión de residuos, los trabajos con exposición al amianto y la conservación de la naturaleza al estar el terreno catalogado como zona ZEPA-LIC. (Zona especialmente protegida para aves y lugar de interés comunitario. 

Recibidos varios avisos de personas que se encontraban paseando por un camino rural de la localidad de Azuqueca de Henares, agentes del SEPRONA  constataron la presencia de numerosas pieles curtidas de cordero, cabra y cabrito que habían sido arrojadas en el medio natural. Las gestiones policiales posteriores revelaron que su origen podría estar en una empresa peletera de una localidad cercana. 

Esta conducta, podría constituir una infracción grave a lo dispuesto en el R.D. 1528/2012 por el que se establecen las normas aplicables a los subproductos animales y los productos derivados no destinados al consumo humano, en concordancia con la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados.

Agentes del SEPRONA han llevado a cabo una actuación en el término municipal de la localidad de Yebes, después de constatar el vertido de lodos de producción láctea en varias parcelas en las que no estaba indicado su uso agrícola. Alrededor de 10.000 kilogramos de residuos habrían sido depositados en el medio natural vulnerando, de este modo, las disposiciones de la actual legislación de residuos y suelos contaminados.

Compartir