PIDE UN PROGRAMA URGENTE DE COMPENSACIÓN

El PP registra una iniciativa para que la Junta ayude a las empresas del calzado

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha reclamado este lunes al Gobierno de Emiliano García-Page un programa urgente de compensación económica para las empresas del sector del calzado que tiene especial importancia para la localidad toledana de Fuensalida y la albaceteña de Almansa.

Así figura en la iniciativa que el Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha ha registrado este lunes, en la que se reclama el apoyo "firme e inequívoco" al sector del calzado, un apoyo que espera que se materialice con el voto a favor en el pleno de las Cortes a la propuesta de resolución que se presentará.

Núñez ha explicado que el sector del calzado ha quedado excluido por el Gobierno de Pedro Sánchez del Real Decreto de medidas extraordinarias por lo que propone a García-Page y su gobierno "que se corrija la desigualdad generada por dicha exclusión con el fin de evitar el cierre de empresas y la destrucción de empleo". Así, la medida propuesta por el líder del PP en la región pretende que se presten ayudas económicas a dichas empresas mientras no sean incluidas en el Real Decreto.

El PP, según ha informado en nota de prensa, recoge en la propuesta de resolución que dichas ayudas cuenten con un fondo inicial de 1,5 millones de euros con cargo al 1 por ciento del superávit al cierre del ejercicio 2020 de 158 millones de euros anunciados por el Gobierno regional.

Además, entre las propuestas que se incluyen en la resolución, se insta al Gobierno central a modificar el Real Decreto de medidas extraordinarias de manera que incluya en el CNAE los códigos de las empresas pertenecientes al sector de la industria del calzado, con todos sus derivados, de forma que puedan acceder a las líneas de ayudas y ser beneficiarios de las mismas.

Otro de los puntos que se incluyen en la propuesta de resolución es la de realizar cuantas acciones sean necesarias para evitar la imposición de nuevos aranceles por parte de los Estados Unidos a los productos de la Unión Europea, en particular al calzado, en respuesta a los recientes impuestos a los servicios digitales que han sido implantados por España y otros países europeos.

Paco Núñez ha insistido en la necesidad de "rescatar" a esas empresas del calzado que generan riqueza, negocio y puestos de trabajo en su mayor parte en las localidades de Fuensalida y Almansa porque, si el Gobierno de Page sigue con su política de dejadez, de no escuchar a nadie y de ignorar los problemas de la gente, tendremos muy complicado superar las dificultades sobrevenidas por la crisis del COVID.

El PSOE recuerda que pueden pedir ayudas directas

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, le ha recordado al presidente regional del PP, Paco Núñez, que el Gobierno autonómico "anunció ya hace semanas" que las empresas de calzado tendrían ayudas directas.

"Despierte ya de la campaña electoral de Madrid que le ha mantenido en la inopia", ha contestado Gutiérrez a Núñez en un comunicado. Gutiérrez ha afeado que Núñez "no se ha enterado de que el Gobierno regional anunció ya hace semanas que la zapatería sería incluida dentro de los sectores afectados en el paquete de ayudas", después de que la vicepresidenta segunda del Gobierno, Nadia Calviño, anunciara que se permitiría a las comunidades ampliar a más sectores las ayudas directas.

El dirigente socialista ha subrayado que estas ayudas no son de un millón de euros como ha reclamado el PP, sino de “205 millones de euros”, y ha indicado que el sector del calzado recibirá ayudas directas de hasta 100.000 euros en función del número de trabajadores y de sus pérdidas como consecuencia de la pandemia de la covid-19.

Así, Gutiérrez ha reprochado al presidente de los 'populares' de Castilla-La Mancha que mientras "estaba bailando 'Paquito el chocolatero' en la campaña electoral de Madrid", el PSOE se dedicó a "trabajar para la recuperación, a dar ayudas directas, a no recortar, a no dejar a la gente atrás en épocas de dificultad" y a "establecer una red de seguridad para que las empresas que lo están pasando mal tengan un mínimo apoyo para que puedan salir hacia adelante". 

Compartir