DATO OFRECIDO POR EL CONSEJERO DE SANIDAD

Sólo el 1,53% se ha negado a ponerse la vacuna en Castilla-La Mancha

Un empleado sanitario sostiene una de las vacunas de Pfizer contra el Covid-19. Foto: Marta Fernández Jara - Europa Press Un empleado sanitario sostiene una de las vacunas de Pfizer contra el Covid-19. Foto: Marta Fernández Jara - Europa Press

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, se ha mostrado este viernes satisfecho con el bajo porcentaje de población castellano-manchega que se ha negado a recibir la vacuna, un 1,53%. "Hay muchas ganas de estar inmunizados, que es la esperanza y la luz que estábamos esperando, y esto es un dato muy positivo".

Así lo ha manifestado tras la reunión mantenida con la mesa de coordinación de la construcción del Hospital General de Albacete, en la Casa Perona, que ha tildado esta cifra de "prácticamente nula".

Sanz ha celebrado el buen ritmo de vacunación seguido en la región, con 700.000 personas con una dosis administrada y más de 200.000 con la pauta completa. Según ha señalado, a finales de mayo estarán vacunadas todas las personas mayores de 60 años, entre los que se incluye también al grupo 7, de personas con graves afecciones.

"La vacunación va bien, a buen ritmo con arreglo a las dosis que recibimos, si recibiéramos más tendríamos capacidad para poner más, pero estamos en un momento muy esperanzador", ha señalado el consejero, que ha continuado explicando la cifra de dosis que se recibirán durante la próxima semana.

"A la región llegarán más de 100.000 dosis la próxima semana, de las que un tercio serán para la provincia de Albacete". Una semana en la que se esperan administrar entre 15.000 y 22.000 dosis diarias.

Albacete, con menos incidencia

Aprovechando su visita a la provincia, Fernández Sanz ha querido celebrar la baja incidencia acumulada de Albacete, que se sitúa, junto a Valencia y Alicante, entre las tres provincias con menor incidencia acumulada en los últimos 14 días.

"Albacete se encuentra por debajo de 50 a 14 días, mientras que España está en 230 y Castilla-La Mancha en 210, es una muy buena noticia", ha apuntado el consejero, que ha querido hacer un llamamiento a la responsabilidad, porque "esto no quiere decir que nos relajemos". "Invito a todos a que sigan siendo los primero en menor incidencia".

Estado de alarma

Respecto a qué va a ocurrir el 9 de mayo, fecha del fin del estado de alarma, el consejero ha explicado que el Gobierno regional apuesta por continuar con las restricciones para evitar rebrotes.

"Castilla-La Mancha ya se ha pronunciado, creemos que lo mejor sería la prolongación del estado de alarma ya que, junto con la vacunación, es lo que va a dar solución a esto. Si sumamos la vacunación a las restricciones sería lo mejor, pero realmente es el Gobierno central el que decide la situación post 9 de mayo", ha concluido Fernández Sanz.

Compartir