DESCARGÓ 53,4 LITROS

Así fue la impresionante tormenta de Tomelloso: cayó una quinta parte de lo que llueve en un año

Los datos recogidos por la estación meteorológica ubicada en el Instituto de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha (IVICAM), dependiente de la AEMET en Tomelloso, desde las 12.00 a las 18.00 horas del pasado sábado, cayeron 53,4 litros de agua por metro cuadrado en la localidad, lo que supone una quinta parte del total en un año normal.

"Esta espectacular cifra se traduce en quinientos millones de litros de agua en los 8,6 kilómetros del casco urbano, la precipitación media que cae de junio a septiembre pero en las algo más de dos horas de duración del grueso de la tormenta", según ha explicado el concejal de Urbanismo, José Ángel López.

Según ha indicado, la situación provocó que en el momento más álgido de la tormenta, la red entró en carga al no poder evacuar la totalidad de litros que llegaban, una red que se puede decir que se comportó bien en términos generales. La prueba de ello es que una vez se superó el grueso de la tormenta, se evacuó el agua en las zonas donde se habían producido acumulaciones y a las dos horas la situación en toda la ciudad era de normalidad.

Únicamente en la zona conocida históricamente como 'Los charcones', que abarca los barrios de La Paz y San José, se concentraron importantes acumulaciones de agua, pero superada esta fase, la red comenzó a funcionar con normalidad, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

López ha puesto en valor el esfuerzo realizado por el equipo de Gobierno de incluir la renovación de redes en todas las intervenciones urbanísticas que se vienen realizando y ha dado sus frutos tal y como se pudo comprobar. Un ejemplo de esto se vio claramente en la avenida Juan Carlos I cuyo colector renovado en su totalidad hace unos años soportó correctamente el envite que supuso la gran cantidad de agua caída.

Del mismo modo, ha valorado muy positivamente el concejal de Seguridad, Francisco José Barato, el trabajo desarrollado por Policía Local, Protección Civil y distintas áreas municipales. Según ha explicado, al recibir por la mañana la alerta decretada en toda la región, quedaron listos todos los recursos municipales disponibles para subsanar las incidencias que pudieran llegar.

Ante la magnitud de la tormenta, el dispositivo montado funcionó a la perfección, recogiendo más de 100 avisos e incidencias en la Policía Local que eran derivadas y atendidas por Protección Civil y el Cuerpo de Bomberos. Barato ha destacado que no hubo relevo en el turno de mañana de la Policía Local que se unió al de la tarde para contar con el máximo número de agentes disponibles.

Todo el operativo local se vio reforzado con la presencia de los cuerpos de voluntarios de Protección Civil de Manzanares, Alcázar y Viso del Marqués para ir atendiendo llamadas y avisos, quedando todas resueltas a las 11 de la noche del mismo sábado.

Evaluados los daños, no hay que lamentar los personales, aunque sí materiales, principalmente en cuevas, garajes, sótanos y bajos. Tampoco se han detectado daños estructurales de ningún tipo ni en edificios ni en instalaciones de titularidad municipal o pública en general.

Compartir