DENUNCIA DE UGT

Continúa el conflicto de la ambulancias en Cuenca: "Siguen sin cumplir el convenio"

UGT ha asegurado que la Empresa que gestiona el transporte sanitario en Cuenca, desde el momento que asumió la gestión, "no ha cumplido en ningún momento ninguno de los convenios vigentes". "El anterior convenio tenía una importante bajada salarial comparándolo con el actual y a pesar de esto, no cumplían aquel convenio colectivo, manteniendo condiciones muy por debajo de las del resto de la región", señala.

Según apunta en nota de prensa, en el momento en el que se firmó el nuevo convenio colectivo continúo sin aplicarlo y actualmente, tras los acuerdos de la Comisión Paritaria para el pago de los atrasos del convenio y tras haber alcanzado un acuerdo con el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, como la propia empresa ha manifestado, mantienen los incumplimientos.

En cuanto a jornada, según UGT, la empresa ha decidido "inventarse" una figura denominada guardias adicionales, inexistente tanto en el convenio regional como en el estatal, que supone, no solo que el personal realice menos guardias de las establecidas, sino que estás se abonen muy por debajo del precio establecido para las guardias del servicio urgente.

"Esto supone, por un lado, una reducción en las retribuciones al realizar un menor número de guardias, y a la vez, al abonar estas guardias inventadas por debajo de convenio, otro recorte adicional en las retribuciones", señala.

Según el sindicato, estas guardias adicionales por debajo del precio de convenio son "ofrecidas" por la empresa a determinado personal, provocando una doble escala salarial en la que determinados colectivos se ven obligados a realizar guardias abonadas muy por debajo de lo establecido de forma general para todos los profesionales.

Otro de los aspectos incumplidos que tiene impacto en las retribuciones, apunta, es que es la única empresa que no abona las dietas ni ofrece alguna alternativa, a pesar de estar obligados por convenio colectivo, lo que de nuevo tiene un importante impacto en las retribuciones de su personal.

"El convenio también obliga a establecer un sistema de movilidad y promoción interna con criterios objetivos, pero esta empresa, no solo no ha establecido este sistema sino que utiliza la movilidad y la promoción interna para favorecer o perjudicar a determinadas personas, ya que al no tener un sistema objetivo, queda completamente a criterio de la empresa la asignación de bases y puestos de trabajo, algo que colisiona con el texto del convenio colectivo y con los principios que deben regir a una empresa que presta servicio para la Administración", señala.

UGT exige a esta empresa que cumpla el Convenio Colectivo íntegramente y que abandone una política de gestión de personal "absolutamente arbitraria" que es la que ha mantenido durante este tiempo, especialmente en un momento en el que ha alcanzado un acuerdo con la Administración que debería haber dado lugar al cumplimiento íntegro del convenio colectivo y de los acuerdos de la Comisión Paritaria.

"En lugar de esto, crea nuevas figuras relativas a la jornada para continuar pagando por debajo del convenio colectivo y creando grandes diferencias entre su propio personal", concluye.

Compartir