SIN CONSECUENCIAS

Cae en el Índico el cohete chino que estaba fuera de control

FOTO: CNN FOTO: CNN

Los restos del cohete chino Long March 5B que se encontraba fuera de control y camino de la Tierra han impactado en el océano Índico, sin causar daños personales. Tal y como estaba previsto, su caída se ha producido en la madrugada de este domingo y, aunque era remota, se ha extinguido la posibilidad de que lo hiciera en una zona habitada. 

Las coordenadas que han ofrecido los medios estatales del país asiático, citando a la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China, sitúan el punto de impacto en el océano Índico, al oeste del archipiélago de Maldivas y en el mar Arábigo. Cabe señalar que, como estaba previsto, la mayor parte de sus componentes se desintegraron al entrar en contacto con la atmósfera terrestre. 

El cohete fue lanzado al espacio el 29 de abril y para esta madrugada estaba previsto que volviera a entrar en contacto con la Tierra. Aunque el cohete medía 31 metros de longitud y cinco de diámetro, pesando 20 toneladas, se confirma que los restos que han caído finalmente al océano Índico son de un tamaño y peso mucho más reducidos.

Compartir