SEGÚN CUATRO

Hallan en el mar el cuerpo de Olivia, la mayor de las niñas desaparecidas en Tenerife

La Delegación del Gobierno en Canarias ha anunciado este jueves que los servicios de búsqueda que trabajan para encontrar los cuerpos de las niñas desaparecidas en Tenerife han encontrado el cadáver de Olivia, la mayor de las hermanas en la zona donde buscan su rastro. Las autoridades han comunicado el hecho a la familia.

El cuerpo se ha hallado tras siete semanas de búsqueda incansable. Anna y Olivia desaparecieron el pasado 27 de abril, tras no regresar a casa de su madre después de pasar la tarde con su padre. Entonces saltaron las alarmas. Pero nada apuntaba a este posible fatal desenlace. 

 

Tomás Gimeno (37 años) había recogido a las pequeñas y tenía que entregarlas en casa de Beatriz a las 21:00 horas. Ambos, Beatriz y Tomás, habían acordado, sin que existiense régimen judicial para las visitas de las menores, que así fuera. 

Tomás y Beatriz se habían separado tras múltiples amenazas y enfrentamientos, aunque nunca existiesen denuncias. Él no dirigió bien aquella separación e incluso llegó a contratar a una agencia de detectives para espiar a su mujer ese mismo verano. 

 

Desaparición

Beatriz se dirigó a las 21:00 horas de aquel fatídico martes a casa de Tomás Gimeno. Pero no encontró a nadie y llamó a Tomás. Él le dijo que no se preocupase, que había salido a cenar con ellas y que se las acercaría a casa. 

La madre de las pequeñas no le dio importancia, pero a las 22:00 horas saltaron todas las alarmas. Ella le volvió a llamar y, entonces, la respuesta fue mucho peor. "No vas a volver a ver a las niñas jamás. Tampoco a mí. Yo me haré cargo de eellas para que estén bien cuidadas". 

Beatriz, tras el mensaje, se dirigió a comisaria para denunciar la desaparición de las pequeñas. Tomás Gimeno apagó el móvil a las 01:30 horas. Entonces, comenzó una investigación que se ha hecho eterna. 

Compartir