CON DESTROZOS POR VALOR DE 42.000 EUROS

Denuncian varios intentos de robo en una cooperativa de Toledo y piden precaución

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Toledo ha instado a las cooperativas de la provincia a estar vigilantes con el fin de prevenir posibles intentos de robo, alertando especialmente a las de la zona de Mora después de que la cooperativa de aceite 'Virgen de la Antigua' de esta localidad haya sufrido en los últimos días tres intentos de robo.

La cooperativa de Mora ha puesto las pertinentes denuncias después de los tres asaltos, el último de los cuales se produjo en la madrugada del sábado al domingo. Los ladrones no han podido llevarse ningún material a pesar de los reiterados intentos de robo, algo que, desde la cooperativa, explican por las rondas del guardia de seguridad. No obstante, han roto 3.000 metros del cableado de cobre que hay en las arquetas del patio donde se ubica el transformador, con el propósito de poder manejarlo mejor a la hora de transportarlo.

Desde la empresa agroalimentaria, y después de la estimación del perito, se valora en unos 42.000 euros el coste del reemplazo del material roto y su colocación. El coste del metro de cobre ronda los 13,80 euros, mientras que en el mercado negro este material robado se vende por unos 5 o 6 euros el metro.

Asaja de Toledo recuerda en nota de prensa que la mayoría de los robos, tanto en explotaciones agrícolas como en empresas agroalimentarias, se producen principalmente de noche o madrugada y al valor de lo sustraído hay que añadir las pérdidas por los destrozos que ocasionan en las instalaciones.

Asimismo, la organización agraria incide en la importancia de seguir las recomendaciones de la Guardia Civil: anotar la numeración de la maquinaria y equipos robados, no dejar visible nada de valor, tomar nota de las matrículas de vehículos sospechosos e informar de su presencia y, en caso de robo, no tocar nada y llamar al 062.

Asaja de Toledo reclama a la administración competente que controle "exhaustivamente" los establecimientos donde se sospeche que se puede dar salida al material robado y se exija a estos locales "mayor claridad" a la hora de acreditar la procedencia de los objetos que venden.

Compartir