COMUNICADO DE CSIF

Denuncian ante inspección el caos para controlar el covid en el Hospital de Toledo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado ante Inspección de Trabajo el "grave riesgo de contagio de Covid-19" al que están expuestos los trabajadores de la Gerencia de Atención Especializada de Toledo debido a la falta de cumplimiento en la separación de los circuitos de atención.
 
Según ha informado el sindicato en nota de prensa, durante meses se han producido brotes de infección por Covid-19 que han requerido la realización de pruebas de ‘screening’ a los enfermos de las plantas afectadas. Sin embargo, "dichas pruebas no se han visto complementadas por los correspondientes cribados requeridos para los profesionales sanitarios de las plantas que han estado en contacto estrecho con el paciente contagiado".
 
Desde CSIF consideran que las pruebas al personal sanitario son "fundamentales" para determinar si hay trabajadores que puedan estar infectados y puedan ser vectores de transmisión del virus, ya que según indican hay profesionales que tienen movilidad en diferentes dependencias del hospital y, en algunos casos, pueden estar en contacto con pacientes especialmente sensibles ante esta infección, como inmunodeprimidos u oncológicos.
 
"En este sentido, en la UCI del Hospital Virgen de la Salud se han incumplido los Protocolos de screening, diagnóstico y seguimiento de la infección por SARS-CoV-2 establecidos por el Servicio de Medicina Preventiva del Complejo Hospitalario de Toledo al no realizarse ningún cribado a los profesionales", han denunciado.
 
Respecto del Servicio de Urgencias, han indicado que hace meses que se establecieron dos circuitos diferenciados de pacientes Covid y No Covid; para los primeros en el antiguo Servicio de Rehabilitación, ubicado en el sótano del Hospital Virgen de la Salud, y para los segundos en la zona habitual de Urgencias. "Lamentablemente, la saturación ha provocado que en la zona Covid se hayan ubicado pacientes de otras patologías, o con sospecha de portar el SARS-CoV-2, en observación y en espera de ingreso".
 
CSIF ha explicado que, "para agravar aún más la situación", esta semana se ha cerrado la sala de pacientes con sospecha Covid localizada en la antigua sala de electroterapia -antiguo Servicio de Rehabilitación- por "falta de personal de enfermería" para ubicarlos en la misma sala de pacientes Covid, "con el consiguiente riesgo de transmisión de la infección".
 
Según señalan, este hecho supone una "alteración muy grave" en la separación que deberían tener los circuitos de pacientes durante su estancia en el Servicio de Urgencias, "donde han llegado a permanecer esta semana 58 personas pendientes de ingreso, con el riesgo de contagio para los pacientes No Covid y para los trabajadores".
 
Por todo ello, CSIF ha solicitado la intervención urgente de la Inspección de Trabajo para que adopte las medidas precisas en la protección de la salud de los trabajadores y que se respeten los circuitos establecidos para la separación de enfermos Covid y No Covid. Asimismo, insta a la Gerencia de Atención Especializada de Toledo a que cumpla con los protocolos de screening a los trabajadores en casos de brotes por Covid en las plantas de hospitalización,  protocolos que la propia Gerencia ha establecido a través del Servicio de Medicina Preventiva.
Compartir