UN 1,97 POR CIENTO

Cerca de 10.000 personas han rechazado vacunarse en Castilla-La Mancha

La directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal, ha destacado este lunes que, en la región, de las 507.000 dosis recibidas de vacunas contra el coronavirus, solo 10.000 personas la han rechazado (1,97 %), por diversos motivos como haber pasado ya la enfermedad, por contraindicación médica o porque no quieren ponerse la de un laboratorio determinado.

La directora gerente del Sescam ha subrayado que esos datos tan bajos de rechazo a la vacuna de la covid ponen de manifiesto que la población castellano-manchega es responsable y solidaria, y que con su decisión cuidan de su propia salud y la de los demás.

Ha explicado también que este pasado fin de semana ya se han administrado las dosis a los mayores de 80 años que quedaban por vacunar y ahora se está volviendo a llamar a los que en un primer momento dijeron que no se vacunaban, "a ver si ahora dicen que sí", ha indicado.

También ha explicado que esta semana Castilla-La Mancha recibirá 6.000 dosis de la vacuna del laboratorio Janssen y será la Comisión de Vacunas la que recomiende el grupo para el que va indicada.

Un total de 80.000 dosis más

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que esta semana la Comunidad Autónoma que preside volverá a repartir 80.000 vacunas contra el coronavirus, misma cifra que la semana precedente, dato con el que espera poder llegar a 500.000 dosis administradas desde que arrancara la campaña de vacunación el pasado mes de diciembre.

Durante la presentación de un proyecto deportivo en Cuenca, ha apuntado que con esta tasa será ya un tercio del conjunto de la población vacunable la que ya haya recibido al menos el primer pinchazo, por lo que ha pedido "tener perspectiva de que hay luz".

En este sentido, ha abundado en que en la región ya se ha conseguido completar la vacunación a mayores de 80 años y en la franja de edad de entre 70 y 79 ya son 15.000 los castellano-manchegos que han empezado la pauta.

Esto supone un "avance espectacular" y "un punto de inflexión tremendo para convivir con el virus de otra manera". "Hay un cambio de perspectiva que nos permite estar contentos", ha rematado.

Por otro lado, Page ha avanzado que el Gobierno de Castilla-La Mancha sigue avanzando en su intención de conseguir que los profesionales de Atención Primaria no tengan más de 2.000 pacientes a los que atender en su área de influencia, estrategia que podría conseguirse antes del mes de junio.

En un acto público desde Cuenca, ha apuntado que tan sólo 15 profesionales de este segmento de la atención sanitaria cuentan por el momento con una cartera de pacientes superior a esta cifra, por lo que su compromiso adquirido en el último Debate sobre el Estado de la Región está "más cerca".

"Lo cumpliremos antes del verano, mucho antes. Este compromiso no había que cumplirlo, había que acelerarlo", ha defendido García-Page, añadiendo que incluso "se están agotando las bolsas" de profesionales, algo que contrapone con la gestión de la última crisis, "cuando despedían a médicos".

En este contexto, ha asegurado que la región ya dedica un 26 % de todo su presupuesto sanitario a la Atención Primaria, de forma que da por cumplido su compromiso de principio de legislatura.

 

 

Compartir