OPERACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL

Denunciado un vecino reincidente en Albacete por un taller clandestino, lleno de coches y gran cantidad de residuos

Taller. Imagen de archivo Taller. Imagen de archivo

Componentes de la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Pacprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete han localizado e inspeccionado, en un polígono industrial próximo a la capital albaceteña, un taller mecánico ilegal que carecía de la preceptiva documentación, así como de rótulos o carteles exteriores que indicaran la actividad de reparación de automóviles.

El denunciado, de 60 años de edad, es vecino de Albacete y reincidente por los mismos hechos en otros establecimientos dedicados a la mecánica, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de la posible existencia de un taller, supuestamente clandestino, dedicado a la reparación de automóviles, que al parecer incumpliría los requisitos necesarios exigibles a los talleres mecánicos, careciendo en su exterior de carteles o rótulos identificativos de la actividad.

Durante la inspección se pudo verificar como el propietario del taller carecía de la preceptiva licencia de actividad municipal y demás autorizaciones necesarias para poder ejercer dicha actividad.

En el interior del local se encontraban alrededor de 20 vehículos, en distintas fases de reparación, así como varios elevadores y una gran cantidad de residuos originados por la actividad, así como piezas de motores, repuestos de todo tipo y bancos de herramientas propias de un taller de reparación de vehículos.

Residuos tóxicos y peligrosos

Los residuos localizados en la inspección tienen la calificación de tóxicos y peligrosos, y como tales deben recibir un tratamiento específico en cuanto a su almacenamiento, así como su retirada por gestor autorizado, debido a su alto grado de contaminación del medio ambiente

A raíz de la inspección, la patrulla formuló las correspondientes denuncias administrativas relacionadas con la apertura y funcionamiento de talleres de reparación de vehículos, calificadas como graves, cuyas sanciones de multa pueden alcanzar hasta 300.000 euros, por tratarse de residuos peligrosos, que fueron remitidas a las autoridades competentes.

Es recomendable que la ciudadanía lleve su vehículo a reparar o para hacer el mantenimiento a talleres dados de alta, donde realizan la gestión de residuos como ruedas, baterías y aceites usados, acorde con la legislación y respetando nuestro Medio Ambiente.

Compartir