SE BENEFICIARÁN 600 FAMILIAS DE ESTE SERVICIO

La Diputación de Albacete ampliará los contenedores de recogida textil de Cáritas

La Diputación de Albacete y la Fundación El Sembrador de Cáritas han firmado un convenio para el servicio de recogida textil de ropa y calzado por el que la Institución provincial se compromete a destinar una partida de 30.000 euros anuales durante los próximos 3 años. Además, de manera extraordinaria, este año la Diputación invertirá 15.000 euros para la renovación y ampliación de los contenedores de recogida.

Un servicio del que se benefician hasta 600 familias de la provincia, con cerca de 7.500 prendas de ropa repartidas anualmente y casi 7 millones de kilos de textil recogidos desde 2009, año en que se inició la recogida.

Todo ello en el marco de la economía circular, la solidaridad y el consumo responsable. "Cáritas hace muchas cosas bien, atienda a la gente que lo pasa mal y les da un futuro, es mucho más inteligente darles a las personas un futuro a través de la empleabilidad en vez de quedarnos en la solidaridad, que también es importante", ha señalado en rueda de prensa el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero.

"Desde el 2009 llevan trabajando bajo criterios que incentiven un consumo responsable y que al mismo tiempo permitan el apoyo social a quienes necesitan de esos recursos", ha añadido Cabañero.

El programa, según ha explicado su coordinadora, Ana López, busca también la creación de empleo de inserción. "Desde la firma del último convenio en 2015, 49 trabajadores han sido formados, de ellos 36 personas se encontraban en situación de exclusión. En la actualidad, hay 10 trabajando en las distintas fases del proyecto, además de 6 personas que hacen el acompañamiento", ha comentado.

Asimismo, "aparte de darles una alternativa real a estas personas, también ofrecemos apoyo a través de la entrega gratuita de ropa de estos contenedores", ha destacado López.

"Queríamos un proyecto abierto a la sociedad y a otras entidades, por eso esta ropa la utilizan también otros servicios sociales como Justicia y Paz, Cruz Roja o Médicos del Mundo", ha añadido.

De su lado, la vicepresidenta de la Institución provincial, Amparo Torres, ha explicado el proceso que sigue la ropa desde su recogida hasta su entrega. "El textil y el calzado va a parar a la nave de Campollano, con capacidad para tratar hasta un millón de kilos, cantidad que se recogió en 2019. La ropa reutilizada que se encuentra en buen estado entra en el canal de tiendas de moda que tiene Cáritas en toda la provincia, mientras que la que no presenta unas condiciones tan buenas, se dona a través de Cáritas a personas con esta necesidad, después de ser higienizada en cámaras de ozono", ha desgranado.

Torres también ha destacado los beneficios medioambientales del servicio, ya que "este tipo de residuos es de los que menos se reciclan, a nivel nacional no se llega a recuperar ni el 10 % de lo que se genera, por lo tanto, tenemos que seguir avanzando en esa economía circular, pero también en ese cambio de hábitos de consumo".

Compartir